La batería de un auto eléctrico, más cara que un Tsuru

El reemplazar este dispositivo puede costar unos 165,000 pesos; los fabricantes podrían reducir el precio si aumentan la capacidad de almacenamiento de energía.
auto electrico-reuters  (Foto: CNN)
Ivet Rodríguez
LOS ÁNGELES, CALIFORNIA (CNNExpansión) -

Cuando la pila de tu teléfono celular se descompone, puedes comprar una nueva por unos 150 pesos. Para reemplazar la batería de un auto eléctrico, tendrías que desembolsar unos 165,000 pesos (10,000 dólares), más de lo que cuesta un Tsuru, por ejemplo.

El alto costo de las baterías es uno de los retos para impulsar la venta de los modelos eléctricos, dijo Steve Majoros, director de Marketing de autos y crossovers de Chevrolet Estados Unidos.

Este componente representa 20% del valor del vehículo eléctrico, por lo que según Jim Mccarthy, presidente de la Asociación de Vehículos Eléctricos del Sur de California (Evaosc por sus siglas en inglés), si los fabricantes encuentran la forma de abaratarlas, el precio del auto bajará sustancialmente.

Los especialistas señalan que la clave para que esto ocurra está en incrementar la cantidad de energía que pueden almacenar las baterías, pues como ahora es limitada, los fabricantes de los autos eléctricos deben instalar varias para dar al vehículo la autonomía necesaria para un trayecto promedio de 40 kilómetros diarios.

Almacenar más energía en menos espacio reducirá el tamaño y el número de baterías que se deben colocar en los vehículos.

El otro reto es ampliar el ciclo de vida de los dispositivos, pues actualmente duran 10 años y reponerlos cuesta alrededor de 10,000 dólares, casi lo mismo que un coche nuevo pequeño.

Tanto la vida útil de la batería como la cantidad de energía que puede almacenar, dependen de los materiales que se usen en los electrodos (litio, níquel, manganeso, cobalto entre ellos), por lo que los fabricantes prueban distintas combinaciones para ver cuál es la mejor.

Mientras la industria avanza en sus investigaciones para reducir el costo de las baterías y para ampliar su vida útil, los incentivos gubernamentales han sido la clave para vender este tipo de autos.

Un Chevrolet Volt, reconocido en el Autoshow de Los Ángeles como el auto más verde del año, cuesta 33,995 dólares (unos 560,000 pesos).

Los directivos de las armadoras tales como Volkswagen, General Motors y Hyundai, coinciden en que una parte del futuro de la industria está en los autos eléctricos.

“Los motores enchufables son una de las grandes tendencias que vemos para la próxima década, además de la conectividad y la conducción autónoma”, dijo Scott Keogh, presidente de Audi en Estados Unidos.

El año pasado, según Fortune, las automotrices vendieron en Estados Unidos unos 283,202 vehículos eléctricos, 23% más que en 2013 y 128% más que en 2012. Sin embargo, pese al crecimiento, este tipo de autos apenas representa 1% del total de autos vendidos en ese mercado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En México, el porcentaje es aún menor, apenas representaron 0.12% de las ventas totales del sector en 2014, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). En el país aún no hay incentivos fiscales para adquirir este tipo de autos.

 

Ahora ve
Por error, HBO transmite episodio seis de la nueva temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×