Crisis de Abengoa amenaza miles de empleos y a los bancos

El Gobierno español descarta intervenir para rescatarla y calcula su deuda en 25,000 mde; los bancos ibéricos tienen un 40% de la deuda de Abengoa y comenzarán a tomar previsiones.
abengoa  (Foto: Reuters)
MADRID (Reuters) -

De España hasta Brasil, la hipótesis de una quiebra del gigante de las energías renovables Abengoa amenaza numerosos empleos y proyectos en todo el mundo y podría suponer un fuerte golpe a los bancos españoles.

"Se han endeudado mucho (...) El total del pasivo puede estar por encima de los 25.000 millones de euros", señaló este viernes el ministro español de Industria, José Manuel Soria.

Criticando una gestión desacertada del grupo, añadió: "No estamos en el momento en que el Estado, cuando había una empresa en apuros, acudía. Nadie está pensando que el Gobierno inyecte liquidez adicionalmente".

Empresa familiar fundada hace 70 años en Andalucía, en el sur del país, Abengoa se había convertido en un emblema de la industria energética española.

La multinacional puntera en los sectores de la energía solar, la eólica, los biocombustibles y el tratamiento y desalinización del agua emplea a 28,700 personas, de los cuales -más de 13,000 en Latinoamérica y unos 7,000 de ellas en España.

La incertidumbre por su futuro llega en mal momento para el Gobierno conservador de Mariano Rajoy, en plena campaña para las elecciones legislativas del 20 de diciembre.

La empresa presentó el 25 de noviembre un preconcurso de acreedores y, desde entonces, bancos, sindicatos y Gobierno intentan esclarecer su situación.

Siete bancos --los españoles Banco Santander, Bankia, Banco Popular, CaixaBank y Banco Sabadell, el británico HSBC y el francés Credit Agricole-- encargaron a la compañía de auditoría y asesoría KPMG verificar las cuentas de Abengoa y sus centenares de filiales, según Bloomberg.

"El tema de Abengoa está causando mucho revuelo. Hay mucho nerviosismo y muchas ganas de que el impacto sea el menor posible", considera en Madrid Iván San Félix, analista en la sociedad de gestión de activos Renta 4.

"Pero dependerá de lo exigente que quiera ser con la compañía el comité de acreedores, liderado por el Banco Santander. En este tipo de situación, se suele decir que una parte de la deuda no se paga pero se compensa con acciones", añadió.

Ahora, Abengoa dispone de cuatro meses para alcanzar un acuerdo con sus acreedores. "Va a ser un proceso muy complejo, muy largo", advierte José Carlos Díez, economista jefe de la sociedad de valores Intermoney.

Exposición de los bancos

A finales de septiembre, Abengoa reconocía una deuda bruta de casi 9,000 millones de euros. Pero Antoine Bourgault, analista de la empresa de asesoría ISM Capital, en Londres, recuerda que "los inversores están escaldados por otras quiebras en España en las que encontraron la deuda bajo las alfombras". 

La quiebra del gigante de los alimentos ultracongelados Pescanova en 2013, tras maquillar sus cuentas para reducir su deuda, todavía está en mente, señala.

El sector bancario español, que recupera poco a poco su dinamismo tras haber salido a principios de 2014 de un plan de rescate europeo de 41,300 millones de euros, también podría resultar afectado, advierte la agencia de calificación Standard & Poor's.

Los bancos españoles tienen alrededor de un 40% de la deuda bancaria de Abengoa y "empezarán a guardar provisiones" en 2015 y también en 2016 para cubrir las eventuales pérdidas, lo que afectará a sus resultados, afirma S&P. 

El ministro de Industria, José Manuel Soria, estimó este viernes que el pasivo del grupo es "muy elevado" y podría superar los 25,000 millones de euros.

Los sindicatos también están a la expectativa, tras no haberse podido reunir con la dirección. "Esperamos el informe" de KPMG, indicó Francisco Carbonero, secretario general del sindicato Comisiones Obreros en Andalucía, región que aglutina unos 4,000 empleados de Abengoa sin contar a los subcontratados.

Pero la onda de choque de la quiebra superaría ampliamente las fronteras españolas. El grupo realiza casi el 87% de su facturación en el extranjero, especialmente en Estados Unidos y Brasil.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Actualmente cuenta con más de 70 proyectos en una veintena de países y su primer mercado es Estados Unidos, por delante de Brasil y el resto de América Latina.

En Brasil, estas dificultades ya son palpables según el sindicato Sintepav que agrupa a los empleados del sector de la construcción. Unas 1,500 personas ya han perdido su empleo y el sindicato prevé un total de 5,000 despidos.

Ahora ve
Esto fue lo bueno, lo malo y lo feo del Buen Fin 2017
No te pierdas
×