La reforma telecom rompió barreras a la inversión: AT&T

El mercado de telefonía móvil en el país está muy concentrado, dijo el CEO en México, T. Arroyo; el directivo espera un aumento de clientes para la compañía el próximo año.
Thaddeus Arroyo  (Foto: Jesús Almazán)
Alberto Bello y Mónica Cruz
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Thaddeus Arroyo, CEO de AT&T en México, tiene una meta: que su compañía sea líder del mercado de telefonía móvil en 10 años, en otras palabras, quiere ganarle a Telcel la posición que tiene en el país con 70% del mercado. A un año de su llegada a México, el directivo habla en exclusiva con Expansión sobre sus planes para la compañía.

¿Cuándo le propuso AT&T dirigir su filial en México?

Regresaba de vacaciones cuando mi jefe me habló para decirme ‘Randall (Stephenson, CEO global de AT&T) quiere que te vayas a México’. Fue muy soprendente al principio, no lo tenía en mente. Mis directores de Finanzas, Operaciones y Tecnología (en México) estuvieron involucrados en el proyecto desde los primeros días. Yo fui el único que entró en frío y cuando AT&T anunció mi nombramiento, tuve una semana entera para estar listo.

¿Por qué decidió dirigir AT&T en México?

No fue una movida lógica en terminos de mi carrera. Era presidente de Desarrollo Tecnologico, responsable del desarrollo de productos de AT&T a nivel global. Era un camino muy distinto.

Cuando me hicieron la propuesta me sonó como una oportunidad increíble, principalmente por el reto: voy a un mercado (telefonía móvil) que tiene 70% de concentración y empiezo con uno de los operadores más pequeños, Iusacell, en ese momento no teníamos Nextel.

¿Qué factores convencieron a AT&T de venir a México?

México tiene un ambiente macroeconómico estable, francamente el más estable de América Latina. Está en una etapa muy temprana de adopción de Internet, tiene una población joven: (La población de) México es 10 años más joven que Estados Unidos; y una clase media creciente, con potencial de crecer más en el futuro. Tiene todos los elementos correctos.

Pero hay un factor que surge en la pregunta ‘¿Cuándo inviertes en México para expandir lo que has hecho al otro lado de la frontera?’ Debo decir que un elemento muy importante es el ambiente regulatorio. La concentración del mercado de telecomunicaciones es de 70%. Sin la reforma regulatoria, creo que habría una barrera para invertir y crear las capacidades de las que hablo.

La regulación ha bajado mucho los márgenes de ganancia y podrían bajar algún más. El negocio no es tan buen como antes ¿qué opina?

Si lo ves desde una perspectiva de competidor del preponderante, estamos empezando con borrón y cuenta nueva, con 8% del mercado (de telefonía móvil). Conservamos nuestros márgenes a niveles muy eficientes, otorgando precios competitivos y brindando una nueva generación de tecnología. Es una buena posición para nosotros.

Además, conforme la penetración de las redes móviles avanzan, más oportunidades hay de servir al mercado en formas novedosas.

¿Cree que AT&T tiene una ventaja competitiva porque tiene mucho espectro disponible heredado de Nextel y Iusacell?

Me siento bien con la plataforma que tenemos. No sólo tenemos espectro, tenemos empleados, distribución que nos ha pertimitido movernos a un ritmo que no hubiermos logrado viniendo al país organicamente.

El espectro es importante, pero los empleados lo son más, porque al final del día, ellos son los que nos ayudan a otorgar mejores servicios, lo que ultimadamente prometimos al mercado.

¿Cómo crear una cultura con 17,000 empleados provenientes de dos empresas?

Iusacell y Nextel tienen culturas muy distintas. Iusacell es una empresa privada con cultura local y Nextel es internacional, pero dañada por años de pérdidas y fragilidad. En lugar de combinar ambas culturas, establecimos la cultura AT&T.

Por diseño, esta cultura es muy colaborativa, impulsada por la innovación y la creación de productos tan diversos como la población a la que servimos. Esta cultura se evidencia en la reducción de rotación de empleados y una buena señal de satisfacción laboral. Nuestra meta es ser una de las mejores empresas para trabajar en México.

Otros directivos de AT&T nos comentaron que la empresa rentará torres para ampliar su infraestructura en México ¿esto es un modelo que implementa en Estados Unidos?

Una torre es un pasivo (passive asset) y en Estados Unidos, como aquí, muchos de nuestros pasivos son propiedad de terceros. Rentamos el espacio y todos lo compartimos. Lo que colocamos en la torre es nuestra ‘salsa secreta’: la ingenería y los electrónicos. Aun así, toda nuestra infraestructura, sea activa o pasiva, está siendo renovada y actualizada.

Pero existe una falta de torres en México, ¿AT&T planea construir más pasivos para cubrir ciertas áreas del país?

Parte de nuestro plan requiere el desarrollo de nuevas torres. El ‘buit-to-suit’ (construcción para cubrir demanda de un cliente) se realiza a través de terceros, pero nuestras metas de ofrecer cobertura a una población de 100 millones de habitantes está impulsando la ampliación de torres.

Continuaremos la ampliación de ese modelo con terceros. Existen muchos proveedores competitivos en este mercado, incluyendo el más nuevo: Telesites.

¿Los incentivos del gobierno son necesarios para cubrir áreas remotas?

El modelo para servir esas zonas requiere revisión. Probablemente tengamos más que decir al respecto en el futuro porque estamos buscando maneras creativas de cubrir esas zonas. Por ahora, nuestro enfoque es mejorar lo que ya tenemos.

¿Le interesa a AT&T la telefonía fija?

Es algo que analizaremos en 2016, pero por ahora estamos 100% enfocados en convertirnos en la mejor compañía de servicios moviles en México.

México es principalmente un mercado de prepago. ¿Cree que bajando sus precios hará que más clientes se transfieran al postpago?

Tenemos que servir a ambos mercados. Nuestra empresa combinada es mayormente postpago. Es una gran oportunidad porque la mayoria del mercado está concentrado por el preponderante.

El prepago también es importante, por eso mantendremos la marca Unefón, la que llamamos nuestra ‘marca retadora’. En Estados Unidos tenemos Cricket. Mi Cricket de México es Unefón. Así servimos a comunidades más pequeñas.

¿Le preocupa que, según los datos de portabilidad de IFT, Telcel sigue recibiendo la mayor migración de números?

La realidad es que hay mucho movimiento de suscriptores inactivos, clientes que tienen líneas que no usan y que son registradas en estos reportes. En la portabilidad hay mucho ruido porque sucede en términos de números que migran de una operadora a otra y no de clientes activos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo que sí observo es la migración de clientes activos, eso lo que nos importa, entender sus movimientos. Estoy seguro que podremos ver una migración de clientes a nuestra operadora en los meses venideros.

 

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×