Organizaciones chocan por la Ley de Transición Energética

La Canacero y Greenpeace se sumen en un debate por el proyecto de energías limpias; la LTE deberá ser discutida nuevamente por los cambios propuestos por el Senado.
leydetransicionenergetica-cancacero-greenpeace-desplegado  (Foto: iStock by Getty Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reciente aprobación de la Ley de Transición Energética (LTE) por el Senado mexicano a principios de diciembre mantiene un choque de opiniones entre industriales y organizaciones civiles.

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) arremetió contra algunas de estas organizaciones —que aplauden la ley— en un nuevo desplegado publicado en un diario de circulación nacional.

“Es una lástima ver que diversas organizaciones, entre ellas Greenpeace, por ignorancia y complicidad, se presten a defender el negocio de unos cuantos generadores sin decir la verdad del sobrecosto que tendremos que asumir todos los mexicanos".

"Lo que verdaderamente deberían impulsar es que los países que realmente contaminan sean los primeros en disminuir sus emisiones”, señaló la Canacero.

Los industriales del país reiteraron que el proyecto “pone en riesgo la competitividad en México” y agregaron:

“Una política que obligue a que en México tengamos que consumir energías renovables que además aún no tenemos, y no ponga límite superior al valor de los Certificados Limpios puede tener costos directos muy altos que pagaremos todos los mexicanos, no sólo la industria, y únicamente beneficiará a los generadores de estas energías, dándoles retornos de inversión muy por arriba de lo requerido para incentivar estas inversiones y afectando al resto de la industria y consumidores”.

Greenpeace y otras tantas organizaciones también respondieron en un desplegado en el que pidieron no “intimidarse por los que buscan riqueza fácil”.

La polémica

La LTE, que regula el aprovechamiento sustentable de la energía, así como las obligaciones para disminuir la emisión de contaminantes, fue aprobada por el Senado en lo general y con modificaciones, por lo que deberá ser discutida nuevamente por la Cámara de Diputados, cuyo debate está programado para iniciar esta semana.

La legislación, remanente de la reforma energética, obliga al gobierno a generar una política pública que lleve a la matriz de generación del país a que hasta el 60% de la energía eléctrica se genere con energías limpias hacia el 2050.

Además las firmas estarían obligadas a adquirir Certificados de Energías Limpias (CELs) a los generadores de estas mismas. Pero el costo de estos, más el costo de las multas en caso de no ser adquiridos, provocarían un incremento en los costos de la electricidad, según la Canacero.

Los representantes de la industria afirmaron en días posteriores a la aprobación que los compromisos están por encima de los de sus principales competidores, ya que mientras México emite el 1% del CO2 mundial, China emite el 26%.

Greenpeace responde

Ante la demanda de los industriales de otorgar mayor flexibilidad para la adquisición de CELs, el Senado estableció otro transitorio de sanción (artículo 22) que dé flexibilidad a los sujetos obligados.

"Aún así, se siguen oponiendo", expuso Greenpeace en otro desplegado e incitó a los legisladores a aprobar la ley y a no dejarse “intimidar por los que buscan riqueza fácil a costa de nuestro futuro”.

Finalmente en otro desplegado y en conjunto con otras organizaciones, la ONG ambientalista especificó que la LTE permitirá mitigar 140 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, de las cuales el 31% estará a cargo del sector eléctrico y apenas el 3% del sector acerero.

“La industria se opone. ¿Por qué, si la carga de la reducción de emisiones no está en el sector industrial?”, preguntan las organizaciones.

“A nuestro entender, si no se mitiga en el sector eléctrico, lo cual es viable, y de bajo costo gracias a a la LTE, la presión recaerá —en el corto plazo— en el sector productivo, especialmente en el industrial por ser un sector cautivo”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Por tanto, por su huella ambiental, la tonelada evitada será mucho más costosa para ustedes y para el consumidor”, añadieron.

Los firmantes fueron, además de Greenpeace, CEMDA, Inteligencia Pública, Red Ambiental Mexicana, Tlalocan Alliance, Heinrich Boll Stiftung, y Grupo de Financiamiento Climática para Latinoamérica y el Caribe (GFLAC).

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×