Atún Dolores busca crecer en Estados Unidos

Grupo Pinsa, dueño de la marca atún Dolores, quiere entrar en EU tras obtener apoyo de la OMC; la compañía invirtió 380 millones de pesos para la construcción de dos nuevas plantas.
Atun lata  (Foto: Getty)
Ilse Santa Rita
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Grupo Pinsa, dueño de las marcas de atún Dolores, Masatún y El Dorado, tiene el ojo puesto en los consumidores estadounidenses luego de que la Organización Mundial de Comercio (OMC) reconoció a finales de 2015 el derecho de la industria atunera mexicana de acceder a ese mercado en igualdad de condiciones que otros países.

De eliminarse las barreras al atún mexicano, impuestas desde la década de los 80, la empresa podría acceder a un mercado dos veces más grande que el mexicano.

"Estados Unidos es el mercado más importante del mundo en atún enlatado. Si el mercado de México vale más de 900 millones de dólares, el de Estados Unidos es de 2,000 millones de dólares. Además, hay una población hispana muy importante", dijo Rubén Velázquez, director general de Pinsa División Comercial.

Actualmente, en Estados Unidos no es ilegal vender atún proveniente de México, pero sí se prohibe usar la etiqueta "delfin seguro" sin importar que las pesquerías mexicanas cuenten con sistemas de captura que salvaguardan a esta especie, lo que es una barrera de competitividad y limita su acceso libre al mercado.

El atún enlatado de Pinsa, por ejemplo, se vende sólo en cadenas hispanas. De los 600 millones de latas de atún que produce al año, sólo 5% exporta a otros países.

"El 80% de los que se consumo en Estados Unidos se hace en Tailandia y Ecuador. No hay razón por la que México no pudiera convertir en un Tailandia o Ecuador", dijo el directivo de la empresa que genera 50% de las ventas de atún a nivel nacional.

Tras el fallo de la OMC, se prevé que Estados Unidos elimine o modifique su sistema de etiquetado para dar libre acceso a los productos mexicanos. De no ser así, el gobierno mexicano podría imponer sanciones a productos estadounidenses.

Para asegurar su acceso a nuevos mercados no solo en Estados Unido sino también en Europa, la empresa participa en el programa de certificación del Marine Stewardship Council, un organismo independiente que reconoce la sostenibilidad de las pesquerías.

Invierte 380 millones de pesos para crecer

Para acompañar sus planes de crecimiento tanto internacionales como local, la compañía invirtió 380 millones de pesos para la construcción de dos nuevas plantas, una dedicada a producción de alimentos congelados y otra para incursionar en la producción de sardina para consumo humano.

La planta de congelados, ubicada en el puerto de Mazatlán, Sinaloa, abrió sus puertas en el segundo semestre de 2015 y la de sardina, ubicada en Guaymas, Sonora, abrirá sus puertas en abril de este año, dijo Rubén Velázquez.

"Nuestras expectativas para 2016 es crecer un 10% en volumen, más o menos equivalente en valores. En los ultimos tres años hemos crecido 30% en volumen y queremos mantener esa tendencia de crecimiento", agregó.

Con estas dos nuevas instalaciones, la empresa contará con cinco plantas, incluyendo las de atún enlatado y harinas en Mazatlán, Sinaloa, y otra de harina y aceites de pescado en Guaymas, Sonora.

Además, la empresa invirtió en los dos últimos años 100 millones de dólares en cuatro barcos nuevos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En 2015, la empresa facturó alrededor de 7,400 millones de pesos y el atún da el 80% de los ingresos.

Pinsa es una empresa mexicana con 34 años de existencia. Su flota, compuesta por más de 20 barcos atuneros, tiene una capacidad de captura de 1,200 toneladas con las que se producen 600 millones de latas al año.

Ahora ve
El fin del acuerdo nuclear con Irán es una posibilidad real, sostiene Trump
No te pierdas
×