El momento más difícil de Pemex

La petrolera puede registrar los peores números de su historia reciente; la caída del precio del crudo a menos de 20 dólares complica sus inversiones en nuevos campos.
petroleo  (Foto: Getty)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El desplome de los precios del crudo y la caída en la producción de Pemex se mezclaron para golpear la rentabilidad de la mayor empresa del país, que apunta a registrar los peores números de su historia reciente, según cifras preliminares de la petrolera nacional.

Pemex acumuló pérdidas por 144,003 mdp a noviembre del año pasado, lo que implicó un incremento en su saldo negativo del 60% frente al cierre del 2014, según datos del balance primario y financiero de Pemex y sus organismos subsidiarios. Estas cifras permiten obtener un primer vistazo al desempeño de la empresa estatal antes de la entrega final de sus reportes financieros a la Bolsa Mexicana de Valores y a la Comisión de Valores de Estados Unidos.

A falta conocer los datos a diciembre, la bajada de su producción y la caída de los precios agravarán aún más su situación financiera. Pemex deberá dar a conocer sus resultados preliminares a finales de este mes, aunque aún no define fecha para los reportes que entregará a la Bolsa.

Un futuro difícil

El futuro también se presenta complicado. La venta de barriles de petróleo, que durante décadas resultó la mayor fuente de ingresos de Pemex, se ha vuelto en el último año en su contra, pues el desplome del precio internacional del hidrocarburo impide que pueda desarrollar y descubrir nuevos campos para frenar el declive de su producción.

El precio promedio de la mezcla mexicana de exportación está en 19 dólares por barril, frente a los 72 dólares que registró un año antes. Mientras, la extracción de crudo fue de 2.27 millones de barriles en promedio diario en noviembre de 2015, frente a los 2.36 del mismo mes de 2014, según los últimos datos disponibles. Tanto la producción como los ingresos de la petrolera van a la baja.

Esta cifra sitúa al año pasado como el tercero con el peor declive en su producción petrolera, sólo por detrás de 2009 y 2008, de acuerdo con datos históricos de Pemex.

Este desplome en los precios del petróleo presiona sus finanzas, aunque Pemex ha señalado que sus actividades aún son rentables, pues sus costos de producción se ubican por debajo de los 10 dólares por barril, por lo que aún existe margen para la petrolera.

Sin embargo, “el problema no es hoy, sino el futuro inmediato", apuntó Arturo Carranza, analista de la consultora Solana Consultores. "El 80% de la producción de Pemex reside en costos de producción de 10 dólares en promedio, pero estos yacimientos van en declive y hay que mantener el ciclo de exploración y producción, donde los costos ya aumentan a más de 17 dólares”.

Además, los costos de producción de Pemex subieron de 5.22 a 8.22 dólares entre 2010 y 2014, un aumento de 36%, aunque aún están por debajo de grandes petroleras como Chevron-Texaco, Petrobras, ConocoPhillips y Royal Dutch Shell, según un comparativo presentado por la petrolera en enero de este año, en una presentación en el Santander XX Annual Latam CEO Conference.

En cuanto a los costos de exploración y desarrollo, el promedio se elevó de 13.79 a 17.97 dólares en el mismo periodo, un alza del 23%, pero también por debajo de otras grandes petroleras, según datos de la misma presentación.

“Todos los campos son rentables ahora, pero esos pozos no son eternos. Incluso unos ya requieren tecnologías de recuperación, lo que en sí elevará sus costos de producción”, opinó Gonzalo Monroy, presidente de la consultora especializada GMEC.

Pozos en declive

Los campos de Ku-Maloob-Zaap (849), Abkatún-Pol-Chuc (249) y Cantarell (187) aportaron cerca del 57% de la producción total de Pemex de 2015. El primero de ellos se encuentra en fase de producción, por lo que sus costos son de los menores de la cartera de activos de Pemex. Pero el segundo se encuentra en etapa de declinación, por lo que pronto requerirá de técnicas de recuperación mejorada, que aumentarán los costos. Y el tercero ya se ubica en la última fase de su existencia, según datos de Pemex a inicios del año pasado.

Este aumento de los gastos de exploración y desarrollo presionará a Pemex en el futuro, pues la bajada de los precios internacionales del crudo puede retrasar proyectos destinados a impedir que siga la caída en su producción. Una menor inversión supondrá una mayor caída en la extracción, advirtió Monroy.

“En este contexto, la compañía ha anunciado que anunciará medidas para reducir los costos de operación ineficiente, pero en tanto la inversión sufrirá.”, dijeron analistas de Barclays ante inversionistas este miércoles. Estos expertos prevén una reducción en el presupuesto de exploración de 80,000 millones de pesos (mdp) con respecto al de hace dos años.

La petrolera ya sufrió un recorte de 62,000 mdp a inicios del año pasado, de los cuales 46,500 mdp los absorbió Pemex Exploración y Producción.

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×