Pemex aprovecha la gasolina barata en EU, consumidores no

La petrolera nacional importó un histórico de 426,000 barriles diarios del combustible en 2015; la firma toma ventaja de los precios bajos pero esto no lo ven reflejado los conductores mexicanos.
gasolina  (Foto: iStock by Getty Images.)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Aunque los automovilistas mexicanos ven cómo los precios de la gasolina en México apenas bajan, Pemex incrementó las importaciones de gasolina a un nivel histórico en 2015, para aprovechar el derrumbe del valor del combustible en Estados Unidos.

La importación de gasolinas tocó un récord histórico al promediar 426,000 barriles diarios en 2015, un incremento en 15% anual frente a los 370,000 barriles de un año antes, según cifras de la Base de Datos Institucional de Pemex. Este crecimiento en la compra de combustible al exterior se situó como el alza anual más importante desde 2007 cuando se disparó en casi 50%.

La refinación de Pemex en tanto tuvo su peor nivel en 25 años al promediar 1.06 millones de barriles procesados en 2015, una baja de 7.8% frente al 2014, según datos históricos de la petrolera desde 1990, la última cifra disponible.

“Lo que pasa es que Pemex importa la gasolina por ser más barata, y aquí tienes ganancia porque el precio es fijo”, apunta el líder de la práctica de Energía, Infraestructura y Minería en México de la consultora internacional Baker&McKenzie, Benjamín Torres-Barrón.

El precio de la gasolina en Estados Unidos ha pasado de 91 centavos por litro -3.76 dólares por galón- a menos de 40 centavos por litro -1.6 dólares por galón- en promedio, según cálculos de CNNExpansión con información de GasBuddy.com.

En México, los precios del combustible van de los 13.16 a los 13.95 pesos por litro frente a los 40 centavos  (7.52 pesos) que se pagan en Estados Unidos a nivel nacional en promedio.

Esto implica que en los últimos 18 meses el precio del combustible tuvo una reducción del 56%, y eso sólo si se toma un promedio nacional, pues en algunas regiones como la costa Este de Estados Unidos, donde Pemex adquiere el refinado, los precios al público ronda el dólar por galón.

Pemex ha incrementado sus compras de gasolina en los últimos meses para aprovechar este diferencial –añadiendo que los precios al mayoreo a los que accede Pemex son menores, derivado de la caída de los precios internacionales del crudo, que en los últimos 18 meses han pasado de más de 100 dólares a rondar los 20 dólares por barril.

Un beneficio…pero no para Pemex

El  cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) al combustible en México impide que este menor precio se vea reflejado en el bolsillo del consumidor final a pesar de que se importa cerca del 50% de la gasolina que se consume en el país.

La petrolera nacional no se beneficia de este impuesto pues su cobro va en su integridad a las arcas públicas, por lo que si bien sus ingresos al final del año no se ven descompensados al ritmo de la caída de los precios del crudo, una vez descontado el gravamen, no apoyan a la precaria situación de la compañía, explica el especialista de la consultora Marcos y Asociados Luis Miguel Labardini.

El IEPS se convirtió en un impuesto apenas en el segundo semestre del 2014. Antes Pemex compraba la gasolina más cara en Estados Unidos de lo que la vendía en el país, por lo que se volvía en un subsidio para los consumidores mexicanos.

De suponer una transferencia de 12,480 millones de pesos (mdp) hace dos años, el IEPS aportó a las arcas públicas 220,090 mdp al cierre de 2015, según datos de la Secretaría de Hacienda.

El Congreso aprobó una nueva fórmula para calcular este impuesto mediante la cual, si bien el precio al consumidor fluctuará en un alza o disminución del 3%, el Gobierno se asegurará ingresos por casi 210,000 mdp.

Por cada litro de gasolina que se vende, del 47% al 57% va al pago del impuesto, dependiendo del tipo de combustible –Magna, Premium o Diésel- para así alcanzar la meta que se fijó en el presupuesto, según una presentación de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas).

El costo de las refinerías anticuadas

Si bien la petrolera tiene en marcha un plan para modernizar sus refinerías más antiguas en las cuales los costos de refinación se disparan, por ahora la petrolera ha aprovechado el derrumbe de los precios del petróleo para comprar gasolinas más baratas desde la costa este de Estados Unidos.

La baja refinación se explica también por un problema añejo de la compañía que cuenta con plantas con tecnología obsoleta que provoca que la refinación sea más costosa, según el especialista en temas de energía de Solana Consultores, Arturo Carranza.

“Tomando en cuenta el momento complejo de la industria donde todo es caro, y hay menos inversiones, pues debe invertirlo en lo más redituable, e históricamente la refinación es de lo menos redituable”, añadió el analista.

La reconfiguración de tres de sus refinerías, que forman parte del plan de inversión por 23,000 millones de dólares para los siguientes tres años en este mercado, permitirá que Pemex reduzca hasta 25% sus importaciones de gasolinas en 2018, según anunció la petrolera el año pasado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Muchas de las plantas de refinación en México requieren de la reconfiguración. Pemex trabajó en diciembre para realizar estas tareas para actualizar estas plantas, y no hay que olvidar que está por salir nuevas normas y especificaciones para regular gasolinas”, recordó Torres-Barrón.

Pemex presentará sus resultados financieros para el cierre de 2015 el 26 de febrero, donde la petrolera puede presentar una de sus peores pérdidas en la historia en un entorno de precios bajos del petróleo.

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×