Correa dice ganó reelección presidencial

El presidente de Ecuador se dirige a un segundo mandato de 4 años, sondeos le dan 55% de los votos; la “revolución ciudadana” está enmarca, dijo el mandatario.
Correa_ecuador_elecciones  (Foto: CNN)
GUAYAQUIL (CNN) -

El presidente Rafael Correa se adjudicó el domingo una histórica reelección en Ecuador para un nuevo mandato de cuatro años, prometiendo seguir con políticas orientadas a los desfavorecidos y tratar con mano dura a inversionistas pese a la crisis económica.

Siete meses después de lograr una amplia aprobación en referendo de una carta magna de corte socialista, Correa habría obtenido su quinta victoria electoral consecutiva, lo que le permite afianzarse en el inestable país andino, donde ningún presidente logró terminar su mandato en la última década.

"Esta revolución está en marcha y nada ni nadie la detiene (...) hoy se gana en una sola vuelta, es algo inédito, un hecho histórico", dijo el mandatario visiblemente contento, quien aseguró que sus aliados habrían ganado el 70% de las prefecturas regionales y una holgada mayoría en el legislativo.

"Jamás les fallaremos, jamás les fallaremos. ¡Hasta la victoria siempre!", exclamó Correa, a quien sondeos a boca de urna le dan alrededor de un 55 por ciento de los votos.

Minutos antes, el popular gobernante bailaba sonriente al son de una canción que decía "una sola vuelta, una sola vuelta, Ecuador", mientras ministros y colaboradores aplaudían y lo felicitaban en una concentración de sus seguidores en la rica ciudad portuaria de Guayaquil, en el oriente del país.

El líder izquierdista habría superado en más de 14 puntos a los sufragios obtenidos por el ex presidente Lucio Gutiérrez, quien quedó de segundo lugar según sondeos a boca de urna de las firmas Santiago Pérez y Cedatos Gallup.

Ese resultado, de confirmarse oficialmente, evita una segunda medición por primera vez en 30 años de democracia ecuatoriana.

"Una vez que se den los resultados oficiales, obviamente que nosotros vamos a reconocer ese dato", dijo Gutiérrez, quien denunció que hubo "fraude" en el proceso de votación.

Sondeos ya apuntaban durante la campaña que Correa ganaría con amplio margen, impulsado por sus multimillonarios programas sociales destinados a la mayoría pobre del país y por sus agresivas negociaciones con inversores para obtener recursos con los que financiar hospitales, escuelas y carreteras.

"Correa está en la mira de todos los ecuatorianos y debe seguir con una inversión social adecuada, de lo contrario, su administración durará poco tiempo", dijo Karen Cabrera, una veterinaria de 32 años, en Guayaquil.

Además, el gobernante aspira a obtener la mayoría legislativa, que facilitaría la ejecución de los cambios constitucionales que afectarán al sector público, privado, las Fuerzas Armadas, las cortes y los medios de comunicación.

Tras dos años en el poder, Correa se ha convertido en el gobernante más poderoso de la historia reciente del país petrolero, pese a la crisis económica y las críticas de la Iglesia, gremios empresariales y algunos medios privados.

Contra la miseria

Desde los remotos pueblos amazónicos hasta las exóticas Islas Galápagos, más de 10 millones de ecuatorianos acudieron a las urnas para elegir miles de cargos públicos, incluyendo presidente, asambleístas y autoridades locales, en un país donde el voto es obligatorio.

Desde la campaña que lo llevó a la presidencia del mayor exportador mundial de banana, el popular mandatario izquierdista ha explotado el terror al pasado de los ecuatorianos, que culpan a las políticas neoliberales de las recurrentes crisis que forzaron la emigración de millones de sus compatriotas.

Analistas dicen que el triunfo de Correa también se vio impulsado por el perfil de sus contendores -Gutiérrez, quien fue derrocado en el 2005, y el rico magnate bananero Alvaro Noboa-, identificados por la mayoría de la población con un pasado inestable y corrupto.

Sus críticos denuncian que el mandatario ha dilapidado la reciente bonanza económica y amasa poderes "autocráticos", lo que ha puesto en jaque al país justo cuando el mundo enfrenta una crisis financiera.

El país sudamericano ha visto una merma en sus arcas fiscales a causa de la caída de los precios del petróleo y las remesas de los emigrantes.

Aliado del presidente Hugo Chávez, el carismático economista formado en Estados Unidos y Europa comparte con el venezolano la visión de más Estado y menos mercado para lograr justicia social, aunque hasta el momento sus políticas económicas han sido menos radicales que las de Caracas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por primera vez, militares y policías tuvieron la posibilidad de sufragar en un país donde la posición del Ejército ha sido clave en el derrocamiento de presidentes desde 1997 en medio de protestas callejeras.

"Nuestra opción preferencial es por los más pobres de este país y el compromiso es erradicar la miseria y dejar el país más justo, más solidario, más equitativo y más digno", concluyó Correa, quien agradeció a Dios y al pueblo por la victoria.

Ahora ve
Estos son los héroes de cuatro patas que están salvando vidas en México
No te pierdas
×