EU suma 68 casos de influenza porcina

Autoridades estadounidenses han reportado un aumento de los contagiados de gripe porcina; la Secretaria de Seguridad Interior no planea endurecer las medidas en la frontera con México.
EL PASO, Texas (AP) -

Hasta el presente se han confirmado 68 casos de gripe porcina en Estados Unidos-64 por el gobierno federal y cuatro por los estados- en todo el país y el gobierno ha trasladado medicinas antivirales a las zonas afectadas, que siguen siendo los mismos cinco estados.
Los casos confirmados por las autoridades federales son 45 en Nueva York, 10 en California, seis en Texas, dos en Kansas y uno en Ohio.
Las autoridades de California han confirmado otros tres casos y las de Indiana, uno.
No se han reportado casos fatales de gripe porcina en Estados Unidos, a diferencia de Mexico, donde superan los 150.
Un puñado de escuelas en todo Estados Unidos han suspendido clases por temor a la gripe porcina y algunas personas usan mascarillas, pero la vida sigue su curso normal en el país, incluso en cruces fronterizos con México.
En tanto, la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, pronosticó que habrá brotes de gripe porcina en otros estados en los próximos días.
El gobierno dijo que no planea medidas más estrictas para prevenir la difusión del mal desde México.
Napolitano dijo que "eso siempre se puede tener en cuenta, pero hay que estudiar los costos. Tenemos miles de camiones y mucho comercio cruzando la frontera. Tenemos productos alimenticios y de otro tipo que deben cruzar esa frontera.
"Por eso, como dicen los epidemiólogos, sería un costo muy alto para un beneficio marginal o nulo en materia de prevenir la difusión del virus", acotó.
Mientras tanto, la Casa Blanca dijo que había dinero suficiente para combatir la fiebre porcina y un legislador prometió agregar más fondos por las dudas.
Aunque países europeos han colocado sensores térmicos en los aeropuertos para detectar señales de fiebre en los pasajeros provenientes de América del Norte, no se tomaron medidas adicionales de seguridad en la frontera de Estados Unidos con México, país considerado foco inicial del brote.
La gripe porcina ha causado 150 muertes en México, donde se han suspendido las clases en todo el país.
En el principal cruce peatonal entre El Paso, en Texas y Ciudad Juárez, Chihuahua, se interrogaba a las personas que exhibían síntomas de malestar, pero a nadie se le impidió el ingreso a Estados Unidos.
Jorge Juárez y Miranda Carnero, de 18 años, usaban mascarillas azules. "Es una precaución", dijo Juárez, que había dibujado una cara sonriente en su mascarilla.
Los pasajeros que arribaron desde México al aeropuerto internacional de Newark, cerca de Nueva York, se mostraron sorprendidos porque la aduana se limitó a entregarles un folleto informativo.
"A nadie le importó cuando descendimos del avión. Estábamos sorprendidos", dijo Lourdes Pizano, residente de Nueva Jersey, quien regresaba de visitar a sus familiares en la capital mexicana. "Pensamos que nos mandarían a otra puerta o nos segregarían".
"Todos tienen miedo, pero cuando llegamos, nos dijeron, 'bienvenidos a los Estados Unidos. No necesitan eso aquí''', dijo, señalando la mascarilla que llevaba colgada del cuello.
El gobierno del presidente Barack Obama defendió su política de "vigilancia pasiva", señalando que lo más sensato es una supervisión moderada y cautelosa en la frontera.
La secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, dijo el martes que no se necesitaban por ahora medidas más rígidas, aunque reconoció que se preveían "casos confirmados en otros estados". Reiteró el criterio de Obama, de que se justifica la preocupación, pero no la alarma.
Congreso restringió fondos para pandemia
En Washington, al comenzar las audiencias del Congreso sobre la respuesta del gobierno a la amenaza de la fiebre porcina, los legisladores enfrentaban las consecuencias de una decisión que tomaron meses atrás para facilitar la aprobación del paquete de estímulo de 787,000 millones de dólares.
Debido a la oposición a la suma de casi un billón de dólares solicitada por el gobierno, la mayoría demócrata que controla el Congreso tuvo que eliminar 870 millones de dólares destinados precisamente a la clase de pandemia cuya posibilidad ahora provoca terror.
Un vocero de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca dijo que "por el momento no hay planes" de destinar fondos por cuenta de la presidencia.
"Los departamentos de Seguridad Interior y Salud y Servicios Humanos siguen evaluando el riesgo del brote de gripe y aplicando medidas", dijo el vocero Tom Gavin. "Por ahora, los dos departamentos disponen de recursos considerables".
El congresista David Obey dijo que introduciría fondos adicionales contra la gripe porcina en una ley que cubre los costos de las guerras en Irak y Afganistán, aunque no aclaró a cuánto ascenderían.

Ahora ve
SpaceX lanza satélites que ayudarán a la navegación de aviones comerciales
No te pierdas
ç
×