Los 3 elementos para salvar las finanzas

El Gobierno federal delineó la estrategia para enfrentar un deterioro en los ingresos públicos; Hacienda busca adecuar las finanzas del país a los ciclos económicos.
Recesón-crisis-mexico  (Foto: Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Gobierno mexicano dice que se prepara para evitar una baja en su solvencia ante la reducción en los ingresos públicos y evitar una reducción en su calificación crediticia.

La incertidumbre sobre una posible baja en la nota crediticia de México continuará hasta que la Secretaría de Hacienda entregue el paquete económico 2010 (en septiembre próximo) e iniciativas que ajusten las finanzas públicas.

En los primeros cuatro meses del año los ingresos públicos se deterioraron, con una baja de 3.8%, por la caída anual de 23% en las entradas petroleras, y una baja de 13.9% en los impuestos tributarios.

En medio de la recesión económica la Secretaría de Hacienda delineó la semana pasada los tres elementos, que asegura, evitarán un problema fiscal a México en el próximo año ante una esperada baja en los ingresos petroleros y tributarios:

1.- Uso de los más de 150,000 millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros (FEIP) que equivalen a un punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB), con lo que se buscará compensar los menores ingresos no petroleros.

2.- En la medida en que se acerque el periodo en el que Hacienda tenga que enviar al Congreso el paquete económico 2010 se van a actualizar las estimaciones y previsiones para el próximo año, y en caso de que los recursos en los fondos no sean necesarios, se propondrían medidas para compensar los posibles desbalances que se generen.

3.- Hacienda analiza enviar al Congreso una iniciativa que modifique la regla de balance fiscal cero (que el gasto sea igual que los ingresos), excluyendo la inversión de PEMEX; porque "la regla es muy buena desde el punto de vista de sostenibilidad fiscal, pero es muy mala desde el punto de vista del ciclo económico", dijo la semana pasada Miguel Messmacher, titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda.

Explicó que es mejor adoptar una regla de balance estructural, que ajusta la caída en los ingresos por el ciclo económico.

De ésta forma, si los ingresos están muy bajos por una recesión, el gobierno ajusta los ingresos por esa parte del ciclo y permite un pequeño déficit, cuando la economía está en la parte baja del ciclo. Pero se busca el superávit cuando la economía está en la parte alta del ciclo, en crecimiento.

Sin embargo la Ley de Responsabilidad Hacendaria ya permite un déficit presupuestario y mayor endeudamiento en condiciones de menores ingresos públicos.

"Pero la propuesta de Hacienda no es suficiente para resolver el problema, lo que debe resolverse es la falta de transparencia en el uso de los recursos que provienen del endeudamiento", dijo Daniel Moreno, del Centro de Análisis e Investigación Fundar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las tres principales agencias calificadoras de deuda en el mundo, Standard & Poor's, Fitch y Moody's, han advertido la posibilidad de reducir el grado de inversión del país, dos de ellas poniendo la etiqueta de perspectiva negativa.

La incapacidad del Gobierno federal para aumentar sus ingresos es la principal razón por la que México podría bajar su nota crediticia.

Ahora ve
Joven agradece a rescatistas por recuperar el cuerpo de su madre en CDMX
No te pierdas
×