Consejos jurídicos

En tiempos aciagos para la construcción hay que evitar complicaciones, sobre todo jurídicas.
Roberto Hernández García

En épocas de crisis, las empresas realizan toda clase de movimientos, apegados o desapegados a Derecho, para conseguir los pocos negocios que el mercado permite.

Los temas jurídicos no deben ser impedimentos para la realización de los negocios, sino una herramienta para asegurar su rentabilidad. Los constructores y clientes pueden tomar en cuenta estos consejos:

a) Evalúe jurídicamente las oportunidades de negocio: Por ejemplo, una obra en un predio irregular, o con un cliente con dificultades financieras, puede agravar la situación de las empresas.

b) Celebre contratos escritos: Esto permite que las partes se sientan comprometidas y que en un evento de incumplimiento existan suficientes elementos para exigir ante una autoridad judicial los derechos y obligaciones recíprocos.

c) Cumpla la normatividad: Si la corrupción es rampante en épocas de bonanza, en tiempos de crisis se empeora. El cumplimiento de la normatividad disminuye la posibilidad de ser víctima (y por supuesto victimario) de actos ilícitos.

d) Asesórese para tomar decisiones: Cuando la economía experimenta afecciones graves es importante estar informado, asesorarse con expertos y compartir las preocupaciones con sus pares en el sector. Esto le permitirá tomar decisiones más precisas y tal vez eficientes.

e) Procure no perder su capital humano: En años de vacas gordas el personal de la empresa tiene capacitación y se convierte en su mejor aliado. En épocas de vacas flacas es necesario conservar esos equipos para afrontar las buenas oportunidades que pudieran surgir.

Ante todo, es preciso tener la cabeza fría y evaluar adecuadamente las condiciones para mantenerse a flote y aprovechar las oportunidades que vengan. Los temas jurídicos deben ser un eje central en las decisiones, para no ser víctimas de su olvido.

Ahora ve
No te pierdas