Oda a Yáñez

Un hombre revolucionario y con ideas de igualdad que impactó la mentalidad mexicana del siglo XX.
Alejandro Ochoa Vega

Enrique Yáñez de la Fuente (Ciudad de México, 1908-1990) es uno de los pioneros de la modernidad arquitectónica mexicana, pues integró una generación de espíritu revolucionario que impactó significativamente en la mentalidad tradicional de su época, al comprometerse a producir una arquitectura social y para los más necesitados.

En los años 30 realizó varias obras del llamado funcionalismo radical. Entre las más emblemáticas está el edificio del Sindicato Mexicano de Electricistas, que posee en el cubo de la escalera un  mural de David Alfaro Siqueiros, con lo que inició la integración plástica, una de las corrientes de mayor relevancia en el arte y en la arquitectura del siglo XX.

Yáñez promovió la llegada de Hannes Meyer, polémico y radical director de la Bauhaus, quien vino al recién creado Instituto Politécnico Nacional para impartir un posgrado en planeación. Además, en tiempos de Lázaro Cárdenas participó en la creación de la Unión de Arquitectos Socialistas y más adelante se convirtió en uno de los protagonistas de la arquitectura de hospitales de México, con obras de la importancia del Hospital La Raza y del Centro Médico Nacional.

El arquitecto es autor del Centro Escolar San Cosme, en el Distrito Federal y de la Escuela Nacional de Ciencias Químicas de la UNAM, en Ciudad Universitaria. Entre sus obras también hay proyectos de vivienda vertical y residencial. Todo ello expresa una trayectoria vasta que concluyó con el proyecto de la Rectoría General de la UAM, institución donde además colaboró académicamente en sus últimos años de vida.

Como un merecido homenaje y para celebrar el centenario de su nacimiento, el INBA organizó en el Palacio de Bellas Artes una exposición que da cuenta de todo lo que aportó a la cultura mexicana del siglo XX. Pese a esto, se extrañó un mayor análisis de su obra.

Ahora ve
No te pierdas