¿Resplandor teotihuacano?

A costa del patrimonio cultural, los gobiernos incentivan el turismo en zonas arqueológicas; esto responde a la necesidad de generar ofertas de entretenimiento y lucrativas.
Alejandro Ochoa Vega*

Con el proyecto "Resplandor teotihuacano", promovido por el gobierno del Estado de México y autorizado por el INAH, el daño directo a la zona arqueológica es más que evidente. La instalación de una plataforma para luz y sonido quedó puntualmente documentada por la prensa mexicana, por lo que ahora quiero reflexionar sobre diversas situaciones:


¿Por qué interesa más a los gobiernos el patrimonio como objeto de explotación turística que como legado cultural, en lugar de conservarlo lo más fielmente posible con su estado y entorno original?, ¿por qué en México se sigue insistiendo en crear espectáculos de luz y sonido, cuando en el mismo Teotihuacán se desechó uno en los años 60 y otros intentos posteriores, además de que a nivel mundial también se están descartando, al considerarse dañinos para los monumentos? En este sentido, habría que preguntarse ¿qué sucede con el espectáculo de luz y sonido en Chichén Itzá?, ¿cómo se implementó?, ¿se afectaron los monumentos físicamente al instalar la tecnología respectiva?

El patrimonio arquitectónico siempre implica retos enormes para los gobiernos, autoridades culturales, técnicos, profesionales y sociedad en general; significa recursos, leyes, creatividad y conciencia colectiva de su importancia.

A su vez, intervenir una zona arqueológica no es lo mismo que un edificio colonial, porfiriano o del siglo XX, puesto que su permanencia no implica reutilizaciones para usos contemporáneos, sino restauraciones que recuperen lo más posible su expresión original.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Estos espectáculos no responden a ese objetivo, y sí a la necesidad de generar ofertas de entretenimiento y lucrativas, sin importar lo que se lleven de por medio. ¿Se imaginan a Enrique Peña Nieto como nuestro próximo Presidente?, tal vez entonces el Palacio Nacional podría convertirse en el gran mall del Centro Histórico.

*Arquitecto, doctor en Historia e investigador
de la UAM Xochimilco.

Ahora ve
Rebecca Burger, una estrella de Instagram, murió preparando crema chantilly
No te pierdas
ç
×