Ante la crisis, un plan B

Los problemas económicos que atraviesa el mundo ponen en jaque a los constructores; los proyectos han tenido que cambiar para poder sobrevivir durante la crisis.
Miguel Ramírez

La crisis económica internacional impactó en la industria de la construcción. Cambios en los proyectos, menos contratos y elevados costos de las materias primas son los problemas diarios.

Grupo Bosco planeó un conjunto residencial en Reforma 90 (Ciudad de México), pero ante la baja de las ventas tuvo que modificarlo: había preventa y se “va a platicar con los clientes” para manifestarles que “ahora incluirá oficinas y un área comercial”, explica Salvador Salazar, gerente de proyectos de la compañía.

Juan Castillo Paz, responsable del área de calidad de Kepler, indica que, a estas alturas del año, las constructoras contaban con cuatro o cinco obras en marcha, pero que ahora tienen la mitad. Con la crisis “se cierran los créditos, se estrechan los márgenes y se debe manejar con mayor efectividad los flujos de efectivo”, pero “la calidad no puede bajar”.

Subió el precio de las materias primas y a pesar de que se tiene “una drástica disminución en los energéticos”, a finales del año pasado la tonelada de acero estaba en 16.50 o 17 pesos, comenta.

____________________
7.1%
cayó la construcción en diciembre de 2008 en comparación con el último mes de 2007.

Ahora ve
“¡Me están torturando!”, grita el opositor Leopoldo López desde prisión
No te pierdas
ç
×