Las nuevas ciudades, un negocio redondo

En Zumpango, GEO creó empresas de servicios como agua, basura y transporte para la nueva ciudad.
Zumpango  (Foto: Cortesía GEO)
Raquel Peguero

Todo empezó hace dos años y medio. En colaboración con el gobierno del Estado de México, Casas geo gestó la idea de construir seis ciudades con el tema del bicentenario, que reubicarían en Almoloya, Atlacomulco, Jilotepec, Tecámac, Huehuetoca y Zumpango. La empresa invirtió 40 millones de pesos (mdp) en estudios y 150 mdp  en terrenos.

La joya de esos proyectos sería Zumpango, un centro de sustentabilidad armónica que -según las estimaciones de Eduardo Rincón Gallardo, director general de la desarrolladora de vivienda GEO- daría calidad de vida a un millón y medio de personas, y generaría de 50,000 a 70,000 empleos permanentes y otros 100,000 no permanentes.

Para acceder a esta nueva ciudad se invirtieron 1,400 mdp para construir una vialidad de 60 m de ancho y 28 km de largo, por donde transitarían dos rieles de tren suburbano, dos líneas de Metrobús y tres carriles para automóviles. El gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, llamó a este proyecto "El paseo del bicentenario".

Pero a principios de 2008, Sociedad Hipotecaria Federal contó a Rincón Gallardo que preparaban su programa de Desarrollo Urbano Integral Sustentable (DUIS). "Tu proyecto queda como anillo al dedo, ¿por qué no lo presentas?", le sugirieron. Así lo hizo y ahora "está en la orillita de ser designado DUIS", asegura el ejecutivo.

Zumpango será una ciudad lineal sobre un polígono de 2,000 hectáreas, de las que 1,300 se ocuparán para vivienda y 700 para servicios de todo tipo. Para operar este megadesarrollo, GEO estableció la subsidiaria Geópolis Zumpango.

También creó otras tres compañías para dotar de servicios al polígono: una de ellas está en trámite de adquirir la concesión de tecnología israelí para reciclaje 100% integral de aguas negras que se reinyecta a los sanitarios, y de aguas jabonosas para regaderas y lavabos. El agua potable sólo se utiliza para la cocina.

"Es un sistema que se usa en todo el mundo. En lugar de tener una entrada y una salida de agua, tiene tres entradas y dos drenajes. Al reciclar se toma muy poquito del suelo, por lo cual la duración del acuífero será casi eterna", asegura Rincón Gallardo. 

El proyecto piloto iniciará con 2,000 casas y en dos años piensan extenderlo a más lugares, ya que "puede ser muy útil para muchas partes del país, en zonas donde no hay agua o está contaminada". De las otras compañías, una se encargará de la basura y la otra se asociará con transportistas para operar metrobuses.

También se prevé terciarizar servicios vía la subsidiaria Geocentro y operados por dos empresas del grupo: Gisa y Geoedificaciones.

GEO no proveerá energía eléctrica, ya que la Compañía de Luz y Fuerza del Centro produce suficiente en baja y media tensión. Pero estudian modelos para incluir energía solar en el alumbrado público. "Y se pueden agregar muchas más", finaliza Rincón Gallardo.

Ahora ve
Las acusaciones de negligencia se asoman tras el sismo en México
No te pierdas
×