Constructoras norteñas sufren la crisis

José María Garza Treviño, de Grupo GP (GGP) habla del impacto que la crisis ha tenido en el norte; opina que las empresas de la región que solamente dependían de un cliente ahora están en ceros.
José María Garza Treviño.  (Foto: Cortesía Grupo GP)
Hugo Salvatierra A.
CIUDAD DE MÉXICO -

José María Garza Treviño es presidente de Construcción y Desarrollos de Grupo GP (GGP), empresa que en 2008 registró ventas por 6750.8 mdp, 20.2% más que en el año anterior, según el listado Expansión 500.

Además de comandar una de las compañías más grandes del norte del país, Garza Treviño es miembro de la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados y la Cámara de Propietarios de Bienes Raíces de Nuevo León.

¿La crisis acabó con alguna constructora del norte?
No he sabido de compañías que hayan cerrado en el norte, pero calculo que la construcción está afectada en por lo menos 30%. Hay empresas que dependían de un solo cliente y ahora están en ceros. Esa estrategia es sostenible durante un tiempo, pero no a largo plazo.

¿Esas compañías qué deben hacer para sobrevivir?

Subcontratarse con las constructoras grandes. Creo que va a ser muy importante tener una especialidad. La industria, el mercado y los clientes nos están orillando a eso.

¿Se pueden subcontratar a precios bajos?

A una empresa que se dice serlo y no sabe lo que cuesta su trabajo yo le diría “dedícate a otra cosa”, porque vender debajo de tu costo real es una irresponsabilidad.

¿Ya funcionó el plan para la reactivación económica?

Cero, hasta ahora no he sabido de alguna obra que esté en proceso en el norte. Hay muchos proyectos, muchos planes, pero que yo sepa no ha empezado absolutamente nada.

¿Los gobiernos reaccionaron adecuadamente?
Creo que las acciones son buenas, pero, como en todo, una cosa es tomar la decisión y otra llevarla a la práctica.

¿En qué fallaron?
En que los recursos no han llegado a los gobiernos estatales y municipales.

¿Los del norte se sienten olvidados por la Federación?

No siento que nos hayan olvidado, sino que son tantas las regulaciones y las leyes que llega un punto en el que las cosas se vuelven demasiado inoperantes. Tan mala es la falta de regulación como el exceso. En eso también estamos atorados.

Ahora ve
Un dron muestra la destrucción que dejó ISIS en la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×