El poder de Elizabeth

Desde la Función Pública, Elizabeth Yáñez dictará las reglas en las licitaciones de infraestructura; esto tendrá un impacto de 202,666 mdp en la industria de construcción.
Elizabeth Yáñez Robles.  (Foto: Gilberto Contreras)
Jesús Hernández

Por más de una década varios constructores intentaron que se cambiara la Ley de Obra Pública. No lo consiguieron. Pero Elizabeth Yáñez sí logró el cambio de ésa y tres leyes más, en sólo en dos años y medio de cabildeo ante el Congreso de la Unión.

Desde que en 2006 Yáñez Robles asumió el cargo de subsecretaria de Atención Ciudadana y Normatividad en la Secretaría de la Función Pública, detectó que la disparidad de criterios en las contrataciones y licitaciones de infraestructura y obra públicas federales, diferían tanto que generaban discrecionalidad, corrupción y atraso en la entrega de recursos.

A partir de las modificaciones del pasado 28 de mayo, los dominios de Yáñez Robles se ampliaron: su subsecretaría estandarizará procesos y hasta las características de productos que podrán adquirir todas las secretarías y organismos descentralizados, como Pemex, Comisión Federal de Electricidad o Caminos y Puentes Federales, entre otras.

Y será quien resuelva todos los mecanismos de inconformidad tras el fallo de licitaciones, concursos y contratos por invitación.

En seis meses, también deberá publicar en Compranet (bajo su cargo), un padrón de contratistas en el que hará público su desempeño como proveedores del gobierno (obras realizadas, incumplimientos y penalizaciones).

En un año, todas las compras de gobierno deberán listarse en Compranet, serán digitales y con contratos marco.
En pocas palabras, Elizabeth Yáñez y su equipo dictarán las reglas del juego de todas las compras del gobierno federal (52% relacionadas con la construcción).

Visto así, Yáñez significó el año pasado 15,585 contratos por 202,666.47 millones de pesos (mdp), vía el portal Compranet.

De hecho, entre los proveedores de la construcción, ya hay quien la considera, de facto, “la mayor compradora del país”.

Recortes emergentes
Este año, la historia podría ser diferente. El anuncio que realizó el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, sobre el recorte del gobierno federal por 85,000 mdp, tendrá un impacto directo en gasto inmobiliario y de obra pública por 19,000 mdp.

El anuncio hecho el pasado 23 de julio, deja mudo el triunfalismo de las metas generadas por el Programa Nacional de Infraestructura del presidente Felipe Calderón.

Compradora y vigía
Organismos internacionales estiman que del total de compras de un gobierno, de 10 a 12% se pierde por ineficiencia o corrupción.

El año pasado, el gobierno mexicano realizó más de 74,000 compras por casi 450,000 mdp.

“La fuga que puede haber en sistemas de contratación pública ineficientes y que propician corrupción es enorme…”, explica Yáñez en entrevista con Obras.

“Hay que pensar: ¿de qué nos servirían 50,000 mdp más?: quizá para dar suficiencia a los programas de atención a los 50 millones de pobres que tiene este país. De ese tamaño es el compromiso”, señala Yáñez.

hacia-la-transparencia.gif


Como una bolsa de té

Antigüedades, esculturas de bronce, un paisaje semidesértico del pintor Luis Nishizawa y otros cuadros decoran la oficina de unos 150 m2 que se alza 10 pisos sobre la superficie de banqueta en Insurgentes sur, del DF.

Discreta, en una columna, se ve una pequeña acuarela de una flor roja y con letra de pincel se lee: “A woman is like a bag of tea; You don’t know how strong she is, until she is into hot water”. La frase es de Eleanor Roosevelt.

Sobria en el vestir, pero de voz cálida, la subsecretaria explica que su objetivo es desincentivar el exceso de trámites. “Había requerimientos de hasta 13 cajas de información para participar en una licitación”, dice.

Además, Yáñez busca dar certeza jurídica a los contratistas que invierten en participar licitaciones (“y que gastan hasta 3 mdd en participar”) y conseguir una más rápida y eficiente derrama económica.

“Si los contratistas comprueban que realizarán una mayor subcontratación de pymes mexicanas para pequeños procesos de construcción, acumularán mejores puntajes en sus evaluaciones”.

Con 14 de experiencia en la administración pública, Yáñez platica que la vigilancia de las operaciones de proveeduría del gobierno se llevará a cabo por dos vías:

Uno, mediante la figura de ‘testigos sociales’, expertos técnicos que supervisarán las licitaciones de infraestructura y las compras de mayor cuantía (obras públicas de más de 540 mdp).

Y dos, vía los recursos de inconformidad que podrá promover el proveedor no elegido y quien lo solicite.

De hecho, las inconformidades reducirán el tiempo máximo de respuesta de 144 a 51 días naturales.

Según Yáñez, el gobierno debe responder a tiempo a las necesidades del sector privado, en términos de regulación, seguridad jurídica, simplificación y apoyos.

“Conozco estas necesidades porque estuve del otro lado. Lo sé porque lo viví. Yo tuve que representar (en Canacintra de Celaya) a un sector industrial para negociar la problemática que tuvieron por la devaluación de 1994”, dice la funcionaria.

el-peso-especifico.gif


El plan femenino
Originaria de Torreón, Coahuila, Elizabeth Yáñez (19 de septiembre de 1945) estudió y creció en Celaya, Guanajuato; y luego realizó una maestría en Dirección y Gestión Pública Local, por la Universidad Carlos III de Madrid, España.

Antes de ingresar al servicio público y la política, Yáñez fue directora general y administrativa de Productos GAB; además de socia y gerenta de Royal Blooms (en Texas), perteneció al Consejo Coordinador Empresarial y presidió la delegación Celaya de Canacintra de 1995 a 1996.

“Teníamos una situación tremendamente dura. Los bancos tenían poca sensibilidad para entender la problemática de la industria. Y entonces recibí la llamada del gobernador de Guanajuato (Vicente Fox) para integrarme a su gobierno.

“Sentí que ése era el momento de acceder a un nivel en el que podría incidir en que el sector privado pudiera crecer y recibir mayores respuestas del gobierno”, dice la también ex diputada panista por la LX Legislatura.

Tras ser parte del equipo de transición del presidente electo Calderón, fue designada subsecretaria en la SFP.

Según Elizabeth, la característica femenina que más le ha ayudado es que “todas mis metas las he planeado. Hoy ya sé qué voy a hacer el año que entra. También me ayudó mucho ser administradora para tener una visión integral y poder marcar una dirección”, señala.

–Y hablando de planes, ¿dónde se ve en 2012? “Voy a entregar muy buenas cuentas de esta subsecretaría. Quiero cumplir con mi país, que haya transparencia, rendición de cuentas, honestidad. Ése es el objetivo que tengo para 2012”, afirma.

La entrevista termina. Una maquillista prepara a la subsecretaria para la sesión de fotos. Junto, uno de sus asesores comenta: “Jefa, debería aprovechar el maquillaje para la boda de hoy en la noche”.

Al día siguiente, la nota de todos los diarios fue: “Por fin, Martha Sahagún y Vicente Fox se casan por la iglesia”.

Ver más noticias de Obras

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×