Los arquitectos entran a la era global

Los despachos de arquitectura de México tratan de convertirse en empresas multidisciplinarias; además de diseñar, las nuevas generaciones son capaces de construir e incluso vender los proyectos.
Edificio  (Foto: Cortesía)
Marcos G. Betanzos Correa
CIUDAD DE MÉXICO -

Gustavo Slovik, director de Living SLVK, decidió no esperar a que sonara el teléfono y alguien le ofreciera diseñar un proyecto, así que añadió un par de nuevas funciones a su rol de arquitecto: las de constructor y promotor de sus propias obras.

Al igual que él, otros despachos optaron por ampliar su margen de acción y obtener mejores dividendos. Tal es el caso de ZD+A, Living SLVK, JSa, Taller Aragonés, Bosco Arquitectos y Migdal Arquitectos, entre otros.

Pero lo que parece un negocio redondo y muy redituable tiene sus desventajas: "hay barreras de entrada", como el acceso al financiamiento y el desconocimiento a la hora de implementar campañas publicitarias "mucho más robustas", afirma Yuri Zagorin, director de ZD+A.

Asegura que desempeñar este papel multidisciplinario implica "usar diferentes sombreros, ser tu propio enemigo", porque "la decisión más acertada para el promotor puede ser la menos afortunada para el diseñador".

Desde su punto de vista debe haber un entendimiento más general y amplio de los procesos, para no caer "en la mediocridad" y convertirte en "un constructor regular y un diseñador medio bueno", "hay que encontrar el equilibrio y no sólo intentar comerse todo el pastel".tabla2.gif

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En otro ángulo, Slovik explica que es necesario tener un equipo de trabajo interdisciplinario, pero especializado, para que abarque los distintos aspectos del negocio y tome las decisiones con la mayor información disponible. Por eso los cinco socios de Living SLVK tienen distintas especialidades: finanzas, administración, comercialización, diseño y construcción.

La transformación de los despachos de arquitectura no sólo implica una plantilla mayor, con los consecuentes gastos de operación. Además requiere la creación de una estructura administrativa más vertical que horizontal, reconoce Zagorin.

Por ahora las fórmulas no están probadas y "muchos de nosotros estamos pasando por la primera prueba importante en la historia de nuestras compañías, así que todavía es muy temprano para ver quién va a soportar la tormenta y quién no", reconoce el director de ZD+A.
 
Ahora ve
Cinco inversiones que puedes hacer en lugar de comprar el iPhoneX
No te pierdas
×