Derrotas que valen oro en arquitectura

¿Qué es mejor al participar en un concurso: complacer al jurado o los ideales del arquitecto?
EL QUE PERSEVERA.  (Foto: Gunther Sahagún)
Regina Reyes-Heroles y Marcos Betanzos

En México, al igual que en el resto del mundo, en los concursos de arquitectura se sufren problemas como la falta de claridad en las bases y contradicciones en los resultados. Por eso a los profesionales les surge la duda: hacer "lo que sientes tuyo o algo que le puede gustar al jurado". Bajo este planteamiento, el arquitecto mexicano Lucio Muniain desarrolló el libro 10 concursos perdidos 1 ganado, sobre su experiencia en certámenes.

"El proyecto ganador no necesariamente es el mejor", asegura Muniain, quien de los certámenes en los que ha participado sólo ganó el diseño de la sede de la Corporación Andina de Fomento, en Caracas, Venezuela. El valor de una propuesta no es menor por ser perdedora. Hay "derrotas gloriosas" que dejan más huella en la arquitectura que cualquier obra construida, enfatiza Muniain.

¿Cuál es el error más común por el que se pierde un concurso?

Preguntarte ¿quién es el jurado?, porque entonces intentas realizar un proyecto que les guste a ellos. Pero ya me di cuenta de que hacer tu tarea es hacer lo que te nazca del corazón.

¿La fórmula ‘base x altura x billete' es válida para ganar más concursos?

Es infalible, sin duda. Depende de qué obra sea. Es muy raro que un proyecto no tenga presupuesto, quizá el Guggenheim de Río de Janeiro o el de Bilbao. Estoy seguro de que el tipo que lo pagó no dijo: "¿Por qué hacerlo de titanio?, ¿por qué no lo hacemos de concreto?"

¿La clave es ahorrar?

Mucha gente cree que está bien ahorrar en eso y tener algo bueno, bonito y barato, pero no existe eso en la arquitectura. Existe bueno y bonito, pero no barato; bonito y barato, pero no bueno, o bueno y barato, pero no bonito.

Y tú, ¿qué decides?

Al final lo único que habla por ti son esas páginas con renders, tus planos, tus ideas y tus garabatos.

¿Qué define el éxito de un arquitecto?

El marketing es importante. No hay una receta, me encantaría saberla.

Pero a mí no me dan obras porque soy ‘cuate del compadre', sino porque me hago de amigos que me piden que les haga sus casas y después de dos años de que les hice una, sigue saliendo agua caliente. Por eso soy bueno para ellos.

Olvídate de si está bonita o no tu casa, eso es un extra. Lo verdaderamente importante es que sí funciona.

¿Un arquitecto debe ser efectivo para sus clientes o revolucionar la arquitectura?

Hay que combinar las dos cosas. La arquitectura es un arte, pero debe servir, ser funcional. No es como un arte plástico, necesitas que la arquitectura funcione para tener un techo.

 

Vena artística

Lucio Muniain es arquitecto, pintor y músico. Para él, estas tres disciplinas tienen todo y nada en común: la música y la pintura dependen sólo de él; mientras que su obra arquitectónica depende de miles de otras personas que trabajen en su equipo.

 

Los concursos más polémicos

Si hay un país donde los concursos son sinónimo de polémica, ése es México.
Para prueba lo sucedido en los últimos años.

concursos.jpg
Ver más noticias de Obras

Ahora ve
Teomirn, el primer profesor de piano que enseña con realidad aumentada
No te pierdas
ç
×