Techos frescos

Si quiere combatir el calentamiento global Antonio Toca Fernández propone tomar acción; Empiece por cambiar de color su azotea, sugiere el Arquitecto e investigador en temas de urbanismo.
Antonio Toca Fernández  (Foto: Obras)
Antonio Toca Fernández*

¿Sabe de qué color es el techo de su casa, o el de su oficina? Si no lo sabe, es muy probable que sea negro o rojo oscuro; porque esos colores son, desde hace muchos años, los que tienen la mayoría de los productos -derivados del petróleo- que se utilizan para impermeabilizar azoteas. ç

Esto es importante porque en verano esos materiales absorben cerca del 90% del calor del sol, elevando con su radiación la temperatura interior de las casas y edificios.

Para eliminar ese problema de sobrecalentamiento la alternativa ha sido el aire acondicionado, que es una solución artificial, costosa y que consume mucha energía eléctrica. Se calcula que durante el verano los sistemas de aire acondicionado representan el 40% del consumo de electricidad en EUA. En México no tenemos esos estudios, pero sabemos que muchas ciudades que tienen altas temperatura durante el verano consumen mucha energía eléctrica.

La invasión del asfalto, en las calles y azoteas ha tenido un saldo terrible; en el verano basta tocarlas para saber que su radiación daña a la naturaleza y a sus criaturas. Aunque se sabe desde hace mucho, se ha confirmado que si el color de las azoteas es blanco, la temperatura en el interior de las construcciones es menor y mas fresca durante el verano. Como el blanco sólo absorbe el 12% del calor solar y refleja el resto hacia la atmósfera, ayuda a reducir un 20% en el consumo de electricidad.

Esa reducción también produce menores emisiones de dióxido de carbono y disminuye el calentamiento global. Se calcula que por cada 100 m2 de azotea que se pinten de blanco se evita que 10 toneladas de dióxido de carbono aumenten el efecto invernadero en la atmósfera. De manera que si quiere ahorrar energía eléctrica, y quiere ayudar a reducir el calentamiento global, pinte de blanco la azotea de su caso o edificio. Si no puede pintarla, cúbrala entonces con gravilla de piedra blanca, o gris. El agua de la lluvia se drenará sin dificultad, ahorrará electricidad, tendrá una bonita zona para divertirse y ayudará a que nuestro planeta no se caliente más.

El actual Secretario de energía de EUA -que es premio Nobel de física-  ha promovido los techos blancos como una de las políticas ambientales del gobierno de Obama. Los estados de California, Florida y Georgia tienen ya códigos para la construcción que promueven una mejor eficiencia energética mediante las azoteas blancas. Esta medida se aplicará en otras zonas de EUA, y se estima que los ahorros en consumo de energía puedan alcanzar 1,000 millones de dólares cada año.

La sabiduría construida de los pueblos blancos de América y Europa es el mejor antecedente de esta propuesta; pues los techos blancos -o los verdes- son más frescos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*Arquitecto e investigador en temas de urbanismo

Ver más noticias de Obras

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×