Política de diseño para la innovación

El diseño puede ser estratégico en el desarrollo del país, incluyendo en la generación de empleos.
Mauricio Martínez López  (Foto: Gunther Sahagún)
Mauricio Martínez López

Las políticas públicas y los programas de diseño han sido un factor importante en el crecimiento de las economías, la generación de empleos, en la creación y el incremento de la base tecnológica, y la formación de una cultura de innovación e identidad nacional en muchos países, basta revisar los casos de Japón, Inglaterra, Canadá, Estados Unidos.

Ante la actual globalización y transculturización, la creación e implementación de una política de diseño para la innovación para México, es una acción necesaria para competir en los diversos escenarios a nivel mundial.

También permitiría detonar diversas áreas del desarrollo social y económico, al incentivar el consumo interno de productos con diseño y calidad, además de tener presencia internacional con y a través de diseños con una identidad y marca de país.

El diseño como un elemento de cohesión e identidad podría modificar el paradigma ancestral de una dependencia enfermiza y obsesiva por los modelos externos.

Se ha intentado a través de los años encontrar una unidad que se denomine ‘cultura mexicana’, pero este propósito no se ha logrado, y, por el contrario, la regionalización se ha magnificado y con ello, una escisión en la identidad cultural y en la imagen del diseño en general.

En consecuencia, la innovación ha sido restringida y poco fomentada. Así, aunque hemos importado técnicas y conceptos de otras culturas, aparentemente innovadores, carecen del trasfondo cultural propio y de la esencia mexicana, por lo que la brecha de una identidad, de una marca como país, en primera instancia y de región en un segundo término, además de un diseño distintivo dentro y fuera de nuestras fronteras, se ha profundizado.

Con ese fin se creó la asociación Diseña México, que agrupará a los diferentes núcleos que giran en torno al diseño, que propone cinco líneas rectoras sobre las que se instrumentará la acción de dicha política:

  • Economía y negocios. Se pretende ubicar al sector empresarial como un elemento específico que permita detonar la competitividad a través del diseño, considerando que la economía generada por la productividad empresarial no sólo está enfocada al binomio precio y calidad, sino que tiene otras facetas tales como el valor agregado que le otorga el diseño a los bienes que se producen.
  •  Sustentabilidad. Esta política de diseño plantea que los diseños deberán contener las condiciones suficientes y necesarias para la producción de objetos sustentables con materiales que se biodegraden, se reutilicen y que sean amigables con el medio  ambiente.
  • Ciencia y tecnología. El diseño es un factor importante de innovación que, trasladado a la tecnología, puede ser el incentivo para avances en este sector y también en la ciencia que construye dicha tecnología, además de motivar el cambio de pensamiento en la sociedad y con ello, la formación de nuevos modelos de producción sustentados en una ciencia y tecnología con un enfoque humanista.
  • Educación. La Política Pública de Diseño para México contempla la implementación de programas que incluyan la enseñanza de materias como creatividad, diseño e innovación para tener la plataforma intelectual necesaria para comprender y aplicar esta política y construir la herramienta que permita el aprendizaje lateral.
  • Cultura e identidad. Con ello, preservamos, transmitimos y construimos una imagen de cultura mexicana, además de constituir una marca-país que nos da identidad, patrimonio y pertenencia.dossier-diseno.gif


En 2005, por iniciativa del Dr. Julio Frías fue presentando el proyecto al entonces candidato presidencial Felipe Calderón y en 2006 se conformó un equipo de trabajo y un comité asesor de profesionales y especialistas en diversas áreas del diseño –del cual formo parte– que lleva más de dos años en la implementación de la Política Pública para el Diseño y la Innovación en México.

Esta política actualmente se encuentra en la etapa de votación por la entrante LXI legislatura de la Cámara de Diputados, después de haber sido aprobada como proyecto de ley por la Comisión Especial de Prospectiva para la definición del futuro de México de la anterior legislatura.

Es imprescindible e impostergable entender la importancia de esta política de diseño para la innovación como un factor importante y nodal del desarrollo de México y Latinoamérica.

Ver más noticias de Obras

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×