EU apuesta por obras de infraestructura

Si no invierte en nueva infraestructura comenzará su debacle en el ranking de competitividad WEF; surgirán aeropuertos, autopistas, plantas de tratamiento y proyectos de energía, entre otras obras.
Carretera Chicago Estados Unidos  (Foto: Cortesía SXC)
Hugo Salvatierra Arreguín
WASHINGTON DC -

Si Estados Unidos no invierte más en obra pública comenzará su debacle en el ranking de competitividad del Foro Económico Mundial. En su listado 2009-2010 el organismo colocó a ese país en la segunda posición, un escalón abajo de Suiza.

Para evitar una caída mayor y recuperar su economía, en los próximos meses y años Estados Unidos verá surgir una gran cantidad de obras (descargar mapa de proyectos 1); y algunas de ellas, sorprenderán (descargar mapa de proyectos 2).

"Tenemos una infraestructura vieja, debemos pensar en una mucho más moderna, más eléctrica y menos basada en líquidos", para así poder "cambiar el paradigma", propuso Norman F. Anderson, presidente de la consultora CG/LA Infrastructure, durante una conferencia en Washington DC, donde el gobierno estadounidense y algunos actores de su industria de la construcción revisaron la agenda de proyectos para el futuro.

En el mismo foro, el senador por New Jersey Robert Menendez pidió invertir "en el mañana" y arreglar las cosas "antes de que sea tarde", pues se necesita crear una infraestructura sustentable que revierta el cambio climático.

En los 50 estados de esa nación surgirán aeropuertos, puertos, autopistas, vialidades urbanas, plantas de tratamiento, proyectos para la generación eléctrica (incluyendo energías limpias), transporte masivo (ferrocarril, metro, trenes de alta velocidad), al igual que obras relacionadas con el sector hidrocarburos.

Para que el repunte sea real, hubo que subir los niveles de inversión con la puesta en marcha del Banco Nacional de Infraestructura. En 2008 se ejercía sólo 1.3% del Producto Interno Bruto (PIB) del país; hoy asciende a 3.5%. El salto fue radical, pues desde 1980 el gobierno no invertía 3% del PIB, señala CG/LA.

Con estos cambios, las inyecciones de capital pasarán de 150,000 millones de dólares (mdd) en 2009 a un presupuesto mayor a 500,000 mdd para 2016, lo que significará un monto acumulado de 2.69 billones de dólares en ocho años.

Sin embargo, cualquier inversión es poca para un país con más de 308 millones de habitantes y un territorio de 9.6 millones de kilómetros cuadrados, así que los recursos públicos deberán ser reforzado con los privados.

Australianos y españoles están interesados en invertir y operar algunos proyectos. "Todo el mundo es bienvenido", opina Anderson. A su juicio, no habrá mucho interés por la compra de la vieja infraestructura, pero sí en la construcción de nuevos proyectos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En la cartera de obras de Estados Unidos destacan el aeropuerto flotante de Lindberg Field de San Diego; el Trans-Hudson Express (THE) Tunnel, que enlazará Nueva York con Nueva Jersey; y el remplazo del muro de contención y el viaducto Alaskan Way, de Seattle.

Ver más noticias de Obras

Ahora ve
Harry Potter cumple 20 años
No te pierdas
ç
×