Construcciones verdes, un verdadero reto

Franco Bucio opina que todavía existe incredulidad y resistencia en torno a la vivienda sustentable; los profesionistas deben de familiarizarse con las normas, afirma el Director técnico del ONNCCE.
Franco Bucio  (Foto: Obras)
Franco Bucio Mújica*

Se ha escrito mucho sobre la importancia y los apoyos a las viviendas sustentables, incluso, el gobierno federal anunció la posibilidad de generar este año alrededor de 155,500 viviendas de este tipo (75% más que en 2009), sin embargo, todavía existe incredulidad y resistencia por parte de algunos inversionistas.

Según estimaciones de la Semarnat, el sector residencial genera entre 6 y 7% del dióxido de carbono (CO2) que va a la atmósfera, por lo que la edificación de nuevos hogares debe enfocarse a la eficiencia energética y al ahorro de electricidad, gas y agua, como medida para reducir estas emisiones.

Pero la reducción del efecto invernadero no va a esperar a que actualicen los reglamentos de construcción para incluir en ellos disposiciones que obliguen a mejorar los diseños de las edificaciones y de los conjuntos urbanos, así como a la selección de determinados materiales.

Estas regulaciones ya disponen que en los proyectos y obras se satisfagan las normas de calidad, que corresponden actualmente a las NOM y NMX, es decir, que indirectamente son obligatorias las normas de bienes y servicios que incorporan especificaciones para disminuir consumos energéticos; entre ellas podemos mencionar las relativas a los muebles, accesorios e infraestructura hidráulicos, las de eficiencia energética en envolventes de las edificaciones, las de aislamiento térmico en viviendas, las de productos termoaislantes, las de calentadores solares de agua, las de eficiencia lumínica y las de bombas de agua.

Lo anterior conlleva un compromiso ético y social de los inversionistas de la construcción, así como de los actores participantes, iniciando con los proyectistas, los ejecutores de obra, los supervisores y directores de obra, sin olvidar a los promotores, a las organizaciones financieras y a quienes encabezan las dependencias en los tres niveles de gobierno.

Hoy, nuestro país cuenta con un acervo de NOM y NMX que coadyuva a este propósito, así como laboratorios de ensayo que facilitan la evaluación y la pertinencia de diversos productos y de organismos de certificación que emiten los documentos que avalan las bondades que contribuyen a la sustentabilidad.

Es imprescindible que los profesionistas involucrados en el proyecto y la construcción se familiaricen con esta información y los lineamientos normativos, para aplicarlos y para fungir como el enlace natural con sus clientes; lo mismo debe ocurrir con los funcionarios que participan en las licitaciones y concursos de obra pública que están obligados por la propia legislación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las asociaciones de profesionistas y de proveedores de insumos tienen la formidable oportunidad de generar el cambio de actitud en sus afiliados, con base en programas de actualización profesional y de difusión de los nuevos productos y técnicas constructivas.

Por todo esto debemos contribuir voluntariamente con proyectos arquitectónicos y civiles que incluyan medidas de sustentabilidad en pro de las nuevas generaciones.
____________________
*  Director técnico del Organismo Nacional de Normalización
y Certificación de la Construcción y la Edificación SC (ONNCCE).
onncce@mail.onncce.org.mx

Ver más noticias de Obras

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×