Diseños de Van Beuren reviven en México

Museo Franz Mayer presenta piezas del artista estadounidense que marcaron época en el país; el trabajo también emplea materiales típicos de México como el mecate, el tule o el telar.
Michael Van Beuren diseño Museo franz Mayer  (Foto: José Pablo Cavia)
María Fernanda Reséndiz
CIUDAD DE MÉXICO -

El Museo Franz Mayer del Distrito Federal presenta la exposición "Huellas de la Bauhaus: Van Beuren", que pretende rescatar la historia del diseño en México. Estará presente hasta el 5 de septiembre.

La muestra exhibe la labor del estadounidense Michael Van Beuren, una de las más grandes figuras del diseño industrial mexicano, quien aterrizó influencias internacionales en una época totalmente nacionalista para el país, a mediados del siglo pasado, pero sin descartar el uso de materiales típicos mexicanos como el mecate, el tule o el telar de cintura.

El artista estudió en Bauhaus, que fue una escuela alemana de arte, diseño y arquitectura, fundada en 1919 por  Walter Gropius, misma que fue clausurada por su tercer director, Mies van der Rohe en 1933 por órdenes del Partido Nacional Socialista (Nazi), por miedo a que diera inicio a una revolución, la cual sí surgió, pero en términos de diseño.

"Sin duda (Van Beuren ) influyó mucho en un estilo moderno mexicano, sus muebles inundaron todo el mercado, y muchas de las nuevas familias mexicanas de los 40 y 50 crecieron con su obra. Más que influenciar a los artistas, fue mucho más importante porque impactó a toda la sociedad mexicana", concluyó en entrevista la curadora de la exposición, Ana Elena Mallet.

Entre las piezas están el sillón Miguelito, muebles de las colecciones Danesa y Primavera y fotografías del sillón Alacrán. El material está presentado en orden cronológico, desde los años de estudio de Van Beuren en la Bauhaus (1932), hasta cuando la familia Van Beuren vendió la fábrica donde eran producidos los muebles (1973).

La investigación previa a la exposición duró cuatro años y nació tras el estudio de los archivos de la diseñadora Clara Porcet, quien señalaba a la fábrica Domus, liderada por Michael Van Beuren, como la única capaz de producirle piezas de calidad para poder ser exportadas a Los Ángeles, California.

Durante dos años se solicitó material a la familia Van Beuren, pero no quiso proporcionarlo, pues aseguró que "Don Miguel" (como se le acostumbraba decir en México) era una persona muy reservada en su vida y no le gustaban los reconocimientos ni los homenajes.

"Fue necesario explicarles que la labor de su padre había sido muy importante en la historia del diseño y en el desarrollo del diseño y de la industria en México, y poco a poco lo fueron comprendiendo", aseguró Mallet.

Tras varias pláticas, la familia accedió a colaborar para la realización de la exposición con materiales como cuadernos que Van Beuren utilizó durante su época en la Bauhaus, y también con asesoría a los restauradores durante el proceso.

Asimismo, el museo Franz Mayer recibió aportaciones de figuras como el arquitecto Philip Gilman, quien contribuyó con planos de cuando trabajó en la firma Van Beuren. Es así que la exposición logró reunir cuadernos de estudio, cartas, planos, dibujos, fotografías y piezas de inmobiliario diseñados por "Don Miguel".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por su parte, el director del museo, Héctor Rivero Borrel, aseguró que actualmente el equipo de investigación del Franz Mayer está trabajando en una exposición de William Spratling, diseñador de origen norteamericano que fue clave en el desarrollo del diseño mexicano.

Ver más noticias de Obras

Ahora ve
Una mexicana y un estadounidense se casan en el muro fronterizo
No te pierdas
×