Los arquitectos van por el Oscar

El Origen, un filme lleno de referencias a la arquitectura, compite por el Oscar a mejor película.
El origen pelicula  (Foto: Cortesía Academy of Motion Picture Arts and Sciences)
Jesús H. Hernández
CIUDAD DE MÉXICO -

Pese a la estrecha relación de la arquitectura y el cine, premiar a los arquitectos no está entre las mejores costumbres de Hollywood. Sin embargo, el próximo 27 de febrero esa costumbre podría modificarse, si es que la cinta El Origen (Inception), dirigida, escrita y producida por Christopher Nolan, gana algunas de las ocho estatuillas para la que está nominada, entre ellas mejor película y mejor diseño de arte.

En El Origen, Leonardo DiCaprio interpreta a Cobb, un hombre que se dedica a robar secretos corporativos directamente del subconsciente de los empresarios. Contratado para destruir un emporio empresarial, Cobb debe recrear, ayudado por una estudiante de arquitectura (Ellen Page), varios niveles de mundos oníricos para implantar una idea en su víctima.

Más allá de la anécdota, la película resulta especialmente atractiva porque contiene más de medio millar de intrincados planos de ciudades, edificios y perspectivas visuales arquitectónicas que literalmente multidimensionan la pantalla y hacen de la arquitectura un personaje 100% relevante.

De hecho, el diseño de arte estuvo a cargo de Guy Hendrix Dyas (nominado al Oscar), un arquitecto y diseñador de interior graduado de la Chelsea School of Art & Design que trabajó como diseñador industrial para Sony, directamente bajo las órdenes de su propietario y fundador Akio Motita.

Quizá por eso es que El Origen es un filme lleno de referencias de principios académicos de la arquitectura y el arte presentados de manera fantástica en la película.

Tal vez la más evidente de esas referencias arquitectónicas en El origen es la famosa "Escalera Infinita", una ilusión óptica descrita en un artículo científico de 1958 por Lionel y su hijo Roger Penrose y que el artista holandés MC Escher retomó en 1960 para su litografías "ascendente y descendente".

El personaje de Eames lleva el nombre de Charles y Ray Eames, un matrimonio muy conocido en los campos del diseño de mobiliario, edificios y arquitectura de vanguardia.

Otro gran guiño arquitectónico de la película es la fortaleza fabril que aparece en medio de  un paisaje nevado. El edificio contiene algunos elementos de la Biblioteca Geisel de la Universidad de California en San Diego, diseñada por el arquitecto futurista William L. Pereira.

En otra escena, Saito (el personaje que contrata a Cobb) aparece sentado a la cabeza de un comedor, y está sentado en una de las famosas sillas de barril diseñadas por el arquitecto norteamericano Frank Lloyd Wright para su afamada casa de la cascada. En la vida real, los dueños de la casa de la Cascada nunca usaron esas sillas porque no les gustaron.

Algo poco sabido es que el estudio Warner BROS quiso filmar El Origen en Tercera dimensión, pero su productor y director Christopher Nolan se negó bajo el argumento de que "eso distraería la experiencia (visual) de contar la historia"; también se propuso filmarlo en IMAX, pero el exceso de tomas con cámara al hombro habría hecho imposible filmar con una cámara tan pesada como las de este formato.

La suerte de El origen se definirá el próximo domingo 27 de febrero, cuando la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood dé a conocer a los laureados de este año.
 
Las nominaciones:
 
Mejor película
Christopher Nolan, Emma Thomas
 
Mejor Dirección artística
Guy Hendrix Dyas, Larry Dias y Doug Mowat
 
Mejor fotografía
Wally Pfister
 
Mejor Banda sonora
Hans Zimmer
 
Mejor edición de sonido
Richard King
 
Mejor mezcla de sonido
Lora Hirschberg, Gary A. Rizzo y Ed Novick
 
Mejores efectos especiales
Paul Franklin, Chris Corbould, Andrew Lockley y Peter Bebb
 
Mejor guión original
Christopher Nolan

Ver más noticias de Obras

Ahora ve
Ellos son los 44 tripulantes del submarino desaparecido ARA San Juan
No te pierdas
×