Aceite para la máquina

Cambios recientes dan bríos al manejo de los fondos para la vivienda que se replantean y actual

La industria de la vivienda registró la primera baja importante del sexenio: Guillermo Babatz Torres dejó la dirección de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) para tomar las riendas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Ante el cambio, empresarios y analistas encuentran oportunidades de mejora para el organismo.

A partir de 2009, la banca de desarrollo ya no fondeará a las Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles). No obstante, algunas empresas pequeñas todavía no cuentan con mecanismos para obtener recursos, por lo que habrá que “replantear hasta dónde se les apoya”. Tal vez será necesario prolongar la ayuda de SHF por lo menos durante este sexenio, señala Isidoro Sánchez Espejel, director general adjunto de Desarrollo de Productos y Nuevos Segmentos de Banca Hipotecaria Bancomer.

Está estipulado que en dos años la institución dejará de operar con recursos públicos. A juicio de Salomón Orta Vargas, consultor de Softec, este objetivo “debe ser revisado” y así impulsar los microfinanciamientos, productos con subsidio destinados a la gente de menores ingresos.

Netzahualcóyotl Salvatierra López, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) opina que los otorgamientos del Programa Especial de Crédito y Subsidio a la Vivienda (Prosavi) tienen que ser oportunos, transparentes y ágiles, porque son la única forma para que los compradores de bajos ingresos “aspiren a comprar una vivienda”.

El balance general de los expertos indica que el organismo deberá seguir con el impulso a la bursatilización y el otorgamiento de créditos para la economía informal y los migrantes. De igual modo, coinciden en que habrá que instrumentar más modelos estadísticos confiables y mejorar el producto hipotecario de renta con opción a compra.

Ahora ve
No te pierdas