Al servicio del navegante

Emergiendo a la superficie del turismo de vela, Sánchez Arquitectos y Asociados Escala Náutica
Julieta Boy

Como parte del megaproyecto turístico Mar de Cortés se construyó la primera de varias escalas o paradores diseñados para atender a los navegantes que constituyen un importante mercado para el turismo náutico. La región del Mar de Cortés tiene un alto potencial para este nicho; sin embargo, el segmento es todavía incipiente en México debido a la carencia de infraestructura marítima destinada a las embarcaciones recreativas.

Según estimaciones de Fonatur, en la costa Oeste de Estados Unidos hay alrededor de ocho mil propietarios de embarcaciones con las condiciones técnicas necesarias para realizar largas travesías y que podrían llegar a aguas mexicanas por el Océano Pacífico, así como 13 mil 500 dueños de embarcaciones remolcables que podrían trasladarse por vía terrestre.

Infraestructura marítima
Para atender los requerimientos de este mercado turístico fue creado el programa de Escalas Náuticas Singlar. En él se prevé desarrollar la infraestructura marítima y terrestre necesaria, así como prestar servicios para facilitar la navegación segura de embarcaciones en tránsito mediante la integración y operación de una red de escalas a lo largo de los litorales del Pacífico y del Mar de Cortés (ver Obras 375, marzo de 2004).

El proyecto Mar de Cortés tiene contemplado integrar la red con 27 escalas cuidadosamente localizadas. Ahora cuenta con 13 de ellas, cuatro en operación y nueve a rehabilitar y/o complementar, por lo que se requiere construir 14 nuevas, de las cuales cinco serán móviles para resguardar ecosistemas de alta fragilidad.

Tocando base
"Es posible definir al proyecto como un pequeño puerto de entrada, parecido a una terminal aérea", explica el equipo de Sánchez Arquitectos y Asociados (SAYA), firma responsable del diseño de dichos prototipos. Efectivamente, las escalas constituirán las puertas de entrada a las regiones turísticas integrales y serán centros de prestación de servicios con instalaciones de bajo impacto y distintas capacidades de acuerdo con el mercado y las autorizaciones ambientales.

Los servicios que proporcionan estas bases comprenden la capitanía de puerto, delegaciones de migración y sanidad (en el caso de escalas de entrada), locales para lavandería, baños, vestidores, cafetería, bar y tienda de conveniencia.

También incluirán malecón, marina seca, rampa de botado y travel lift (grúa viajera), gasolinera y taller de reparaciones menores, planta generadora de energía eléctrica, planta desaladora y planta de tratamiento para aguas residuales.

En función de la disponibilidad del terreno y de las autorizaciones ambientales, las escalas náuticas existentes tienen la capacidad de atender desde 10 hasta 117 posiciones en agua, así como 65 en seco.

El capitán del barco

Con la creación de la empresa operadora Singlar (verbo en español que significa navegar una embarcación con rumbo determinado), se pretende incorporar la inversión privada para operar la red de escalas en forma integral y especializada.Asegurando un funcionamiento eficiente, la idea es brindar al turista altos estándares de calidad y condiciones de seguridad de clase mundial. También es su cometido administrar el sistema central de información y reservaciones al que los usuarios podrán acceder vía Internet si lo desean.

Singlar asegura que estas estaciones náuticas representan una fértil oportunidad de inversión en servicios de mar y tierra, canales de acceso, obras de protección y señalamientos marítimos.

El proyecto de la Escalera Náutica (las escalas en conjunto) funciona ya en las poblaciones de Rosalía, Loreto y Los Cabos, siendo en estas dos últimas localidades donde se construyó el prototipo desarrollado por Sánchez Arquitectos y Asociados.

Alta clase en alta mar

Considerando el diseño urbano de los sitios fue desarrollado un modelo vanguardista que busca dar una imagen fácilmente identificable para los navegantes. "El edificio nació tomando el concepto de un crucero con deck de mando y pórtico deambulatorio. El proyecto fue resuelto con una construcción moderna, transparente y ligera; su lectura a través del pórtico es accesible y responde a nuestra visión de innovación y tradición en el diseño", comenta el equipo de experimentados profesionales.

El conjunto se compone de una torre de oficinas y un edificio prolongado dividido en tres módulos. Al frente, en la planta baja, hay espacios comerciales; en la parte posterior se localizan los cuartos de máquinas y un área de servicios sanitarios equipada con regaderas y vestidores para uso de los viajeros. En planta alta, un pergolado vuela sobre el bar abierto, un canal de nado y el hidromasaje.

"Imaginamos el proyecto de tal manera que nos remitiera a la fabricación de los yates, con elementos metálicos tubulares, pisos de madera, etc.; la planta alta hace referencia a la cubierta de un barco", explica a Obras el arquitecto Gustavo López Padilla, integrante de SAYA.

De puerto en puerto
Como es un modelo que se va a repetir en diferentes localidades —con diversas condiciones en cada una de ellas— existía el reto de plantear un sistema constructivo eficiente que pudiera garantizar una homogeneidad en la calidad de la obra. "Se determinó que la estructura fuera como un mecano, y aunque pudiera parecer un tanto contradictorio, decidimos hacerlo en metal con un tratamiento galvanizado para que las piezas pudieran resistir el efecto de la corrosión", dice López Padilla. Sobre la cimentación se colocan las piezas metálicas, que se van atornillando unas con otras. El recubrimiento de las fachadas es de lámina porcelanizada, material que requiere poco mantenimiento además de resistir la salinidad a nivel del mar y la fuerza del viento.

La Escala es un proyecto sencillo, con detalle fino donde la volumetría regular contrasta con la piedra natural de la escollera. "Queríamos que fuera un proyecto muy racional tanto en el planteamiento de los elementos del programa como en la selección de los materiales y en su proceso constructivo, lo que arrojó formas geométricas simples y regulares", refiere el arquitecto.

Megaproyecto vital para el crecimiento turístico de la región y del país, las estaciones marinas son una de las iniciativas más importantes en esta materia a nivel nacional en los últimos años.

Ahora ve
No te pierdas