Apetito por la construcción

-

La demanda de obras de servicio es constante y de difícil medición; los recursos caminan pero su programación y aplicación es la clave para pagar las construcciones. La participación de sectores antes al margen avanza.

Para que México alcance la cobertura universal de servicios básicos y les dé mantenimiento, el Banco Mundial considera que deberá aumentar en 1.2% la inversión que realiza en infraestructura. Pero, ¿de dónde saldrá el dinero necesario para elevar el 2% del Producto Interno Bruto (PIB) que actualmente destina a dicho rubro según la Secretaría de la Función Pública (SFP)?

Los recursos del Gobierno Federal son insuficientes para atender el crecimiento en la materia, por lo que será necesaria la participación privada, incluso de instituciones como las Afores, que gestionan los ahorros de los trabajadores para su retiro, afirma Nezahualcóyotl Salvatierra, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Nunca antes el país había contado con la cantidad de recursos disponibles que tiene actualmente para desarrollar infraestructura. “Hay que aprovecharlos”, porque la competitividad de México no está al nivel de otros países; estamos atrás de Chile y Corea del Sur, opina Alonso García Támez, director General del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras). Pero además de los recursos será necesario identificar los proyectos y armarlos correctamente.

Sobre cómo aprovechar ese dinero, Adolfo Osorio, director de Financiamiento Estructurado México de BBVA Bancomer, piensa que más allá de crear productos estándares, habrá que promover mesas de análisis en las instituciones públicas en las que se evalúe con detenimiento cada proyecto y se ofrecezcan planes a la medida del cliente.

Independientemente de los mecanismos de financiación, es un hecho que el país deberá crear constantemente nueva infraestructura para ser más competitivo, si quiere abandonar el lugar 60 —entre 125 naciones de todo el mundo— que ocupa en la clasificación del Reporte de Competitividad Global del Foro Económico Mundial 2006.

Ahora ve
No te pierdas