El verdor que flota en el lago

En China todo ocurre a gran velocidad. La explosión urbana y la arquitectura sustentable tambié
Isaura González Gottdiener

A pocos kilómetros de Shangai, corazón de las finanzas chinas que late al ritmo de la construcción de sus rascacielos, se encuentra el distrito de Qingpu, zona rural hasta hace unos años, cuyo rostro está en plena transformación.

Durante el Segundo Foro Holcim para la Construcción y Arquitectura Sustentables, realizamos una visita a esta región.
Los herederos de Lao Tse le apuestan al desarrollo sustentable y recrean en sus nuevas ciudades, con modernas edificaciones, los conceptos tradicionales de su cultura relacionados con la contemplación del paisaje y el agua.

El proyecto Thumb Island, de la firma china con sede en Shangai MADA s.p.a.m. (strategy, planning, architecture, media), es claro ejemplo de esta tendencia.

Paisaje en continuidad
Enclavada al borde del lago artificial Xiayang, la obra es un centro comunitario de espacios múltiples que forma parte de un nuevo centro cívico donde emerge una arquitectura distinta.

Todo en este sitio es inmenso. Los edificios gubernamentales ocupan grandes extensiones de terreno y los conjuntos habitacionales están conformados por miles de departamentos.

Thumb Island trata de mostrar su poder por medio de su “desaparición”. Su forma envolvente es una especie de península como si fuera una continuación del paisaje del lago. Las cubiertas ondulantes son un parque, un punto focal que “flota” en el agua. Durante la construcción, Qingyun Ma (1965), fundador del despacho, dijo que le encantaría que la gente practicara Tai Chi en el techo de su proyecto.

En la visita no practicamos Tai Chi, pero sí recorrimos las colinas que forman la cubierta desde donde se admiran panorámicas del centro cívico.

Según MADA s.p.a.m., el objetivo principal del proyecto fue crear un icono dramático, un espacio público vibrante que llamara la atención de la población atrayéndola a los usos comerciales que alberga en su interior.

El conjunto está compuesto fundamentalmente por actividades recreativas. Incluye una librería, un teatro, cafés, restaurantes, karaoke, un deportivo con SPA y espacios rentables que pueden ser ocupados por una tienda de fotografía u otro negocio afín. También tiene un auditorio polivalente con instalaciones para conferencia y salas VIP que pueden ser utilizadas por las numerosas compañías establecidas en Qingpu.

El concepto de diseño de paisaje establece una continuidad entre el exterior y el interior. Si el edificio fuera una gigante pieza de roca, el interior sería una especie de gruta con canales en la que la luz del sol penetra en distintos niveles de acuerdo con la transparencia de las paredes. El agua juega un rol principal al conectar dos patios interiores con el lago.

Los usuarios pueden elegir diversos recorridos. La circulación principal corre en dirección Este-Oeste y también hay rampas en el sentido Sur a Norte.

En el centro hay un gran cubo de luz que es cruzado por un puente peatonal y dos núcleos de escaleras y elevadores conectan al edificio en el sentido vertical.

Esta variedad de circulaciones genera un recorrido memorable que tiene su punto culminante en el techo verde de poco más de 5,000 m² de superficie, pleno de árboles y vegetación. Es aquí donde la filosofía china de contemplación estética, recreación y habitabilidad, tiene su expresión máxima gracias al diseño de paisaje.

Espacio, materiales y energía están en constante flujo con lo hecho por el hombre y la naturaleza.

Arquitectura china con sabor global
En Thumb Island, la intervención de MADA s.p.a.m. abarcó la totalidad del Plan Maestro del área que rodea al edificio, el diseño de paisaje, el diseño del techo verde y el edificio en sí.

Para este despacho —que ha colaborado con arquitectos como Rem Koolhaas y Josep Lluis Mateo—, y ubicado entre los ganadores de los China Awards 2006 otorgados por Business Week y Architectural Record por el multifamiliar Longyang, la planeación establece arreglos indiscriminados entre las obras del hombre y la naturaleza, lo existente y lo emergente, lo pequeño y lo grande. Acerca de la arquitectura, dicen que es un acto polémico que acuerda una serie amplia de realidades e ideales. Cambiando ‘la realidad’ del ambiente construido, reajusta los ideales, aspiraciones y posibilidades.

Ahora ve
No te pierdas