Cinco torres con medio siglo

-
—Ángel Mendoza Cruz

En las Torres de Satélite se reúne el talento de tres artistas: el arquitecto Luis Barragán, el escultor Mathias Goeritz y el pintor Jesús Chucho Reyes Ferreira, quienes originaron este símbolo urbano que llega a 50 años de existencia. Para conmemorarlos se tienen planeados concursos, conciertos y conferencias.

Construida en 1957 sobre el camellón central del Periférico Norte, esta obra estuvo en otro tiempo rodeada de magueyes y ajena a la contaminación generada por el tráfico.

La Asociación de Colonos de Satélite pretende recuperar el colorido original de las cinco emblemáticas creaciones de alturas variables (la mayor se alza 57 metros y la menor, 30).

Las torres ostentarán los colores que en algún momento resultaron de las propuestas de Reyes a Barragán y Goeritz: dos blancas, una roja, una amarilla y una azul. Deterioradas —la última intervención se realizó hace 18 años—, grafiteadas y envueltas en una nube de anuncios espectaculares, las torres serán rehabilitadas con pintura de nueva tecnología. En la base de cada torre se utilizará pintura antigraffiti y se pretende regenerar el entorno retirando anuncios.

Los impulsores del rescate aspiran a una adecuada iluminación permanente para hacerlas crecer de manera óptica —trabajo que se efectuaría en noviembre y diciembre—. Antes, hacia septiembre y octubre, hay programados espectáculos de luz y color.

Para el resto de las actividades se consideran como posibles sedes al Centro Cívico de Ciudad Satélite, la casa Luis Barragán en Tacubaya, el Ágora del Parque Naucalli y recintos universitarios.

Ahora ve
No te pierdas