Donde pocos miran

Banco Interacciones, dedicado durante años a financiar carreteras, pone la mira ahora en proyec
Hugo Salvatierra Arreguín

Basura, agua, cárceles… Banco Interacciones se está fijando en áreas poco explotadas por otras financieras. Seguirán financiando infraestructura pública, ahora abiertos a la posibilidad de que sea en colaboración con otras entidades privadas.

Este año pretende participar en obras cuya inversión sobrepasará los 18,000 millones de pesos (mdp). No abandonarán las carreteras, su activo estrella durante sus casi 15 años, pero ahora añadirán ministerios públicos, escuelas, hospitales y viviendas para los programas estatales.

Lo que quieren es diversificar su portafolio, explica Gerardo Salazar, director general del banco. Ya trabajan en la financiación de cuatro plantas para el tratamiento de desechos sólidos en Chihuahua, Estado de México y en dos ciudades por definir todavía. Pero además quieren hacer de la basura un producto vendible, mediante la transformación de silicatos, arenillas y fibras en textiles y materiales para la construcción. Salazar explica que hay varios municipios interesados en el esquema, pero que están trabajando en hacer “bancable y financiable” la idea. Además de la factibilidad económica, técnica y financiera, estos proyectos retribuirán ganancias adicionales por el reciclaje.

Para el abastecimiento de aguas quieren desarrollar un modelo similar al de desechos sólidos de forma que el agua, al ser potabilizada, genere menos costos. Ya están financiando plantas de tratamiento en Morelia, Pachuca y Guadalajara, y tienen en cartera cinco proyectos más. Sin embargo, este tipo de negocios no suelen ser impulsados de inicio por la inversión privada, sino por los organismos descentralizados, que comúnmente trabajan en números rojos por las fugas y la proveeduría de servicios no registrados. Por esta razón —explica Salazar—, emplearán una garantía de otras instituciones financieras que permita acceder a recursos bancarios y de la Bolsa.

Desde su fundación en 1993, el banco, que representa 89% de los activos totales del grupo financiero y 46% de sus utilidades, financió proyectos carreteros que superan los 21,000 mdp. El consorcio está comandado por Carlos Hank González, homónimo y nieto de uno de los hombres poderosos del viejo régimen priísta—, y sobrino de Jorge Hank Rohn, reciente candidato a la gubernatura de Baja California por el PRI. Actualmente, Hank González es miembro del Consejo de Administración de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). En 2003 estuvo a cargo de la Dirección General Adjunta a la Presidencia de Grupo Financiero Banorte.

Los orígenes de la institución están en Casa de Bolsa Corporación Mexicana de Valores (CMV), fundada en 1978, adquirida por la familia Hank en 1981. Seis años después cambió su denominación por la de Interacciones Casa de Bolsa. En 1992, la organización se consolidó bajo el nombre de Grupo Financiero Interacciones, que un año más tarde creó el Banco Interacciones, el área más importante del consorcio.

Su fondeo, desde los inicios, ha sido institucional, esto es, dependiente del grupo al que pertenece. En un reporte sobre la empresa, la calificadora Fitch Ratings reconoce que la captación de recursos a partir de depósitos de los clientes está por debajo de 16% del fondeo total, mientras que 79% de sus recursos provienen de la emisión de pagarés de corto plazo.

Desde sus inicios, el banco se especializó en el sector de la construcción con créditos, asesoría, estructuración e instrumentación de operaciones financieras para el desarrollo de obra pública y concesionada. La calificadora Moody’s Investors Services hace énfasis en que tiene, además de otros logros, una capacidad crediticia por arriba del promedio con relación a otras emisoras mexicanas.

 

Planes ambiciosos

La nueva estrategia para crecer no será fácil de desarrollar. Muchos de estos proyectos no tienen precedentes en México. Salvador Salazar, director del área de Financiamiento Estructurado de la calificadora Fitch Ratings, advierte que ninguno de estos proyectos, incluyendo los carreteros, es fácil de instrumentar. Sobre todo considerando la complejidad del marco legal mexicano.  En cualquier caso, aclara Salazar, “esto no quiere decir que con algunas modificaciones no se puedan financiar hospitales y escuelas”.

De momento continuarán en lo que saben hacer mejor, esto es, financiando carreteras, que están recibiendo un fuerte impulso además del Gobierno Federal. Este año destinarán 4,900 mdp a proyectos de carreteras estatales, 700 mdp a instalaciones para desechos sólidos y 600 mdp en el área de agua. A esto hay que sumar alrededor de 12,960 mdp para carreteras estatales y 2,000 mdp para agua en alianzas con sociedades y fondos de inversión, al igual que bancos nacionales y extranjeros como HSBC, Citibank, Afore Bancomer, Afore GNP y Afore Banamex.

La institución destina hoy más de 50% de la inversión en infraestructura al sector federal, 35% a los estados y 15% a los municipios. Participa en la financiación de proyectos en 37 municipios de Aguascalientes, Estado de México, Chihuahua, Michoacán, Nayarit y Puebla, y este año pretende participar en el desarrollo de 80 municipios. También ha apoyadola financiación de obras para las secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de Comunicaciones y Transportes (SCT), Petróleos Mexicanos (Pemex), Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El esquema, en opinión de María del Carmen Padilla, tesorera de la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría (CNEC), “promete éxito”, pero para llevarlo a cabo es necesario robustecer las alianzas estratégicas, tanto con los gobiernos como con las instituciones de financiación, de modo que los riesgos, el retorno de la inversión y la rentabilidad tengan parámetros aceptables para los involucrados. En este sentido, explica René Ibarra, director de Instituciones Financieras de la calificadora Ficth Ratings, Banco Interacciones está preparado, porque la infraestructura ha sido su nicho durante más de 10 años. “Haber sobrevivido todo el periodo post crisis y haberse saneado bastante rápido indica que su know-how es bastante fuerte”, explica.

Ahora ve
No te pierdas