Los retos de la contratación pública

Homologar criterios para generar infraestructura bajo un esquema legal...

Durante una sesión de la CMIC, el secretario de la Función Pública, Germán Martínez Cázares, puso las cartas sobre la mesa: es necesario que la promesa del Presidente Calderón, en el sentido de que éste será el sexenio de la infraestructura, se logre sin duda alguna.

Martínez destacó que la infraestructura nacional no es suficiente para hacer más competitiva nuestra economía y que, de acuerdo con reportes internacionales, México es el lugar 60 de 125 países evaluados en la calidad de su infraestructura, por debajo de Corea, Chile y Colombia. De lo anterior que se esté iniciando un claro programa para fortalecer la infraestructura pública a través de 10 compromisos del Gobierno Federal, con el fin de alinear los principios de competencia, eficiencia, transparencia y prevención de la corrupción.

Promover la participación del sector privado para definir planes de inversión de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal; 2) Ampliar las tecnologías de información para la contratación pública; 3) Implementar informes técnicos como sustento objetivo del expediente de contratación, así como la participación de testigos sociales en el proceso; 4) Fortalecer la colaboración de la Secretaría de la Función Pública para estandarizar la contratación pública; 5) Reforzar el diálogo técnico entre los sectores público y privado sobre bienes y servicios para el Estado; 6) Homologar los requisitos exigidos para acreditar la solvencia económica, así como las garantías que exhiban los proponentes; 7) Ajustar la normatividad y revisar su aplicación con eficiencia e igualdad; 8) Promover modelos únicos de contratos, sistemas homogéneos de pago y mecanismos correctores ante retrasos en prestaciones; 9) Incorporar mecanismos para resolver diferendos en los procedimientos de contratación, y 10) Favorecer estos procedimientos revisando bienes y servicios solicitados y reglas de origen, así como aplicar márgenes de preferencia hacia bienes y servicios nacionales. Resulta necesario que el sector privado no sólo exija su cumplimiento, sino que participe en los procesos a los que el Gobierno Federal exhorta, para evitar la usual tendencia de quejarnos a posteriori de lo que pudimos decir oportunamente y en el momento correcto.

Ahora ve
No te pierdas