Municipio, SA

Un resquicio de la Constitución permite a los municipios manejar su franja costera si se consti
Ricardo J. Galarza

Este proyecto está de poca”, dijo Vicente Fox, en una de esas ocurrencias verbales que jalonaron su sexenio. Fue el 31 de marzo de 2006 en Cozumel, donde el entonces presidente lanzó las Administraciones Costeras Integrales Sustentables (ACIS). La medida creaba un esquema para que los gobiernos estatales y municipales pudieran explotar sus franjas costeras con proyectos de infraestructura.

El estado de Veracruz, con 745 km de costa y 30 puertos, ha sido punta de lanza en este programa, con siete ACIS ya constituidas y otras seis aprobadas y en etapa de formación. Coatzacoalcos y Tecolutla fueron las primeras del país en recibir la concesión el año pasado, junto a Cozumel (Quintana Roo) y Guaymas (Sonora).

El artículo 27 de la Constitución mexicana recoge que los más de 11,000 kilómetros de costa (109 puertos y 275 playas) son responsabilidad de la Federación, pero que puede darlos en concesión a una sociedad anónima (SA). A pesar de esto, todavía no hay ninguna ley que haga una descripción de esta figura ni que explique cómo debe desarrollarse. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través de la Coordinación General de Puertos y Transportes, ha sido responsable de la figura pero ahora hay una propuesta en el Parlamento para modificar la ley de puertos para que se pueda reglamentar bien.

La Administración Costera Integral Sustentable (ACIS) es esa sociedad anónima. La SCT y la Secretaría de Medio Ambiente (SEMARNAT) son las supervisoras de la concesión, que se hace por 20 años. Los accionistas de la SA son el municipio (dueño de 51% de las acciones) y el gobierno del Estado (49% de las acciones). El consejo de administración de la nueva sociedad anónima tiene nueve asientos. Tres corresponden a Secretaría de Marina, SEMARNAT y SCT, otros tres a municipio y Estado, y los tres últimos a empresas privadas. Así, los municipios pueden cobrar los impuestos derivados de su uso y pueden desarrollar proyectos de infraestructura o turismo y son, en la práctica, los que deciden sobre su línea de costa.

Desde el lanzamiento del programa hace poco más de un año, 20 municipios de cinco estados (Veracruz, Quintana Roo, Sonora, Baja California y Michoacán) han creado —o están en proceso de crear— sus ACIS. El Gobierno Federal cede las tierras y delega funciones como la recaudación de impuestos y el control de la seguridad. Funcionan como las Administraciones Portuarias Integrales (API), encargadas de los puertos industriales, explica Eloy Vargas, secretario de Desarro Económico de Michoacán, pero ahora gestionarán todo tipo de cuestiones salvo justamente las industriales. “Todo lo que no se encuentra bajo las API entra ahora bajo las ACIS”, aclara.

Los tres municipios veracruzanos que ya son ACIS tienen importantes proyectos en ciernes, como la construcción de plazas costeras, marinas turísticas y un bioacuario, sólo pendientes de licitación. Según el coordinador de ACIS en Veracruz, Gerardo Mancilla, sólo las obras de Boca del Río (la Marina Mocambo, la Marina Costa Verde, Paseo Rivereño y la Marina Costa de Oro) representarán una inversión directa de 40 a 60 millones de dólares (mdd) en infraestructura. Y en los próximos dos años esperan llegar a 140 mdd de inversión.

El bioacuario, que se construirá en Coatzacoalcos con un parque temático y áreas comerciales, representará una inversión de 50 mdd. Este municipio se ha convertido en modelo. “Cuando los demás vieron cómo le fue a la ACIS de Coatzacoalcos, empezaron a caer en cascada para formar la suya”, cuenta Mancilla. A finales de junio se constituyeron las de Agua Dulce, Alvarado, Gutiérrez Zamora, La Antigua, Jesús Carranza, Tamiahua y Tuxpan. 

El efecto dominó
Michoacán también está en proceso de formación de una ACIS para administrar sus 213 kilómetros de costa de manera más ordenada. Son sólo dos los municipios que tienen litoral, Lázaro Cárdenas y Aquila, pero la entidad no tiene un solo centro turístico de importancia ni pesca de altura. Vargas, secretario de Desarrollo Económico, asegura que eso cambiará sustancialmente con la ACIS. “Esta nueva herramienta traerá aún mayores oportunidades para Michoacán”. Desde la creación de las API, hace 13 años, el volumen de carga comercial en los puertos mexicanos ha tenido un incremento estimado de 35%, y la infraestructura portuaria ha crecido 50%.

En el papel, el proyecto de ACIS más ambicioso lo tiene Ensenada (Baja California), con 1,200 km de costa sobre el Mar de Cortés y el Pacífico y 14 centros turísticos de gran envergadura. La ACIS de Ensenada tenía previsto administrar nuevas terminales marítimas para cruceros, buques pesqueros y mercantes, y extender su ámbito de competencia a la planeación y promoción de actividades productivas, desarrollos inmobiliarios y la urbanización y la construcción de unidades turísticas. Todo esto en cinco grandes corredores turísticos, sólo uno de los cuales, el de La Misión-La Bufadora, ya genera inversiones por la friolera de 6,000 mdd. 

Sin embargo, el cambio de gobierno le llegó en mal momento para el proyecto. “Nosotros hicimos todo un cronograma con la administración del presidente Fox y su equipo de trabajo; estaba todo pronto para arrancar”, recuerda Carlos Fernández, jefe de Gabinete del gobierno de Ensenada. “Cuando estábamos a punto de lanzarlo, el cambio de gobierno trajo también cambios de funcionarios, y eso nos frenó el proyecto”.

Los proyectos de Guaymas, Cozumel y Veracruz son más pequeños. Establecieron una franja de 16 km de playa y así obtuvieron de la SCT la calidad de “recinto portuario” y sobre eso, sacaron la concesión de la Semarnat.

Ahora ve
No te pierdas