Acero a la carta

Los empresarios mexicanos comienzan a invertir en plantas de acero habilitado.
El producto más utilizado es la varilla corrugada de 9.5 a  (Foto: )
Hugo Salvatierra Arreguín

De las 250,000 toneladas mensuales de acero que consume la industria de la construcción mexicana, no más de 5,000 proviene de los talleres de habilitado, constatan las estimaciones echas por la empresa Habilitaciones Estructurales.

Estos productos “no han tenido el impulso necesario” para convertirse en una práctica generalizada en el país, afirma Roberto Márquez, presidente de la Comisión de Varilla de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero).

Las piezas habilitadas permiten disminuir errores durante el armado y la administración de obra, minimizar la merma, controlar el proceso y evitar robos; generalmente son empleadas en vivienda residencial y vertical, donde no hay espacio para trabajar, y últimamente en obras de infraestructura como túneles y puentes.   

“Nosotros vimos una gran oportunidad, porque el mercado está totalmente virgen, por desarrollarse, y hay mucho por hacer”, pues pocas empresas lo están atendiendo, opina Mario Navidad, director de Proamsa, firma que en 2009 iniciará la construcción de una planta de habilitado en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

Para comprobarlo el potencial, basta con ver lo ocurrido en otros lados. En Estados Unidos, Canadá y Europa, toda la varilla llega habilitada al sitio de los trabajos, explica José Luis Sánchez Limón, director de Habilitaciones Estructurales. Ahí, las obras funcionan como una planta de montaje, a diferencia de lo ocurrido en México, donde son conjuntos de fábricas, pues habilitan el acero, la cimbra, la herrería y hasta la carpintería.

España, cuya construcción creció en los últimos 20 años, es de los sitios que más desarrolló el esquema de plantas de acero habilitado. Incluso, lo tienen dividido en tres etapas: corte y doblez, armado y colocación, mientras que en nuestro país “apenas estamos en el primer paso”, cita Navidad.

La inquietud por el mercado de acero habilitado está latente en México, donde sólo hay “algunas empresas” dedicadas de tiempo completo a promover este tipo de servicios, pero ya “vienen máquinas en camino”, adelanta Márquez.

____________________

Mercado en pequeño
(acero habilitado)

5,000
ton / mes en México

3,000
ton / mes en Habilitaciones Estructurales

2009
Proamsa abrirá su primera planta de habilitado

2,083
a 1,666 ton / mes en Proamsa (2009)

10,000
ton / mes en Proamsa (2013)

____________________

Acero habilitado para la construcción:

Europa        70%
Sudamérica    50%
México    5%

Fuente: Canacero y estimaciones de Proamsa y Habilitaciones Estructurales.

Ahora ve
No te pierdas