Arquitecto y artista de la ruptura

Exponen la obra de uno de los promotores del movimiento artístico que rompió con el nacionalism
Obras
CIUDAD DE MÉXICO -

El Museo Nacional de Arquitectura inauguró la muestra “Salvador Pinoncelly arquitectura, luz y palabra”, que tendrá lugar hasta el 5 de octubre en el tercer nivel del Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

La exposición pretende rendir un homenaje póstumo a quien fuera uno de los críticos de arquitectura más prolíficos y parte de la generación que en los cincuentas promovió el arte abstracto para encontrar vertientes artísticas distintas a las propuestas por la Escuela Mexicana y sus arquetipos nacionalistas.

Mediante vitrales, artículos, ensayos, libros, pinturas, un mural y un video, la muestra permitirá conocer la trayectoria de un personaje “multifacético, preocupado por el quehacer de las artes plásticas y su proyección social”, indicó el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Pinoncelly en el tiempo
1932.
Nació en Torreón Coahuila.
1953. A los 21 años estudió arquitectura en la UNAM.
1955. Formó parte del equipo editorial de la sección Urbe de Excélsior.
1960 a 1968. Expuso trabajos colectivos en el Salón Universitario de Pintura, la UNAM, el Salón de la Acuarela y el Palacio Nacional.
1969. Expuso de manera individual en la Sociedad de Arquitectos Mexicanos.
1970. Década en la que incursionó en el diseño y en la realización de vitrales.

El artista
Creador nato.
Multifacético.
Técnica versátil.
Propuestas innovadoras.
Trazos rápidos.
Líneas libres con la plumilla, lápiz, pincel o espátula.
Espontaneidad y sensibilidad para captar imágenes con un sentido no figurativo y muchas veces con abstracción total.
Formas femeninas y elementos que reflejan una preocupación social.

Ahora ve
No te pierdas