Competencia por financiar inmobiliarias

La competencia por el financiamiento del sector inmobiliario no estará en las tasas de interés.
Hugo Salvatierra Arreguín


Armando Valencia, jefe de Banca de Inversión de Eurohypo en México, habla de las tendencias del mercado inmobiliario y su financiamiento.

¿Qué falta en los modelos de financiamiento para el sector inmobiliario?
A veces falta que los financieros apuesten con el desarrollador, pues en México dan crédito para la construcción del edificio, pero piden garantías. Luego es necesario solicitar un préstamo adicional para el resto del proyecto. Entonces creo que podemos ir con el desarrollador desde el inicio y a largo plazo, eso le dará certeza.

¿Ése es el rumbo que deberá tomar el mercado?
Ésa será la tendencia. De hecho, México ha evolucionado y hoy tiene cosas distintas a otros mercados. Hace 15 o 20 años los contratos de arrendamiento eran de corto plazo, muy sencillos, sin mayores apoyos de garantías y demás. Ahora son muy estructurados, de largo plazo y con garantías adicionales que hacen factibles su aprovechamiento en descuentos de contrato, garantía para un crédito o cualquier otra cosa.

Los analistas dicen que las tasas no bajarán, ¿esto limitará el financiamiento?
No. Sólo habrá un poco más de competencia, por lo que tendremos que elevar la eficiencia y la calidad de servicio. De hecho, en algunos proyectos Eurohypo no es el más baratos en cuanto a tasa, pero al revisar el paquete completo somos competitivos. La tasa no debe ser una limitante, sino una prueba para buscar productos con mayor creatividad.

¿Qué tendencia seguirá el mercado?
Primero creció en las grandes ciudades, después en los centros regionales y ahora estamos en los mercados locales . Hay ciudades que eran consideradas como un mercado secundario, pero ya tienen un tamaño adecuado y capacidad para alojar proyectos. Me refiero a Veracruz, Mérida, Villahermosa y Tepic.

¿2008 será el año de la infraestructura financiada por medios privados?
Se está dando desde 2007, en ocasiones directamente a los gobiernos y a veces mediante los contratistas. El tema es que hay muchos jugadores interesados, entonces el proceso se convierten en cenas de negros, pues todo el mundo se tira a matar y con condiciones no tan convenientes para quines dan el financiamiento. Por eso, en México no hemos entrado al área de infraestructura.

Ahora ve
No te pierdas