Víctimas del estornudo norteamericano

Expertos analizan las repercusiones que la crisis hipotecaria de EU generó en México.
Las compañías decidieron ser precavidas. (Ilustración: Carlo  (Foto: )
Hugo Salvatierra Arreguín

La crisis hipotecaria que atraviesa Estados Unidos desaceleró el mercado inmobiliario de México, coinciden diferentes especialistas. Por tal motivo, particulares e instituciones de gobierno comenzaron a tomar medidas.

Sucede que clientes que en 2007 eran aptos para recibir un crédito, este año ya no lo son, asentó Germán Ahumada, presidente de Consorcio Ara, durante el Segundo Seminario de Finanzas en Bienes Raíces LatinFinance, celebrado en la Ciudad de México.

Por eso, las compañías decidieron ser precavidas y ofertar los inmuebles bajo sistemas como ahorro previo o renta con opción a compra, a manera de enganche, ahondó. Incluso, mencionó la existencia de desarrolladores que “están atorados” en un proyecto y para venderlo regalan un automóvil.

A raíz del problema vivido por la economía de Estados Unidos disminuyó el apetito de los fondos a largo plazo, tanto de empresas como de financieros, opinó Alberto Baz, director de finanzas de Sare.

En función de costos, este año hubo una contracción en el financiamiento de proyectos y a compradores, puntualizó Juan Carlos Díaz Arelle, director de Altta Homes. A su juicio, pese a que la situación no se asemeja a la experimentada  en el país norteamericano, las Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles) y los bancos mexicanos están siendo “conservadores”.

Daniella Gurrea, directora General Adjunta de Operaciones Crediticias de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) coincidió con el empresario: El sector privado decidió ser cauteloso en la toma de riesgo. Compañías que participaron activamente y vivieron buenas experiencias en México hoy “están tomando precauciones” al dejar de financiar o tomar financiamiento.

La funcionaria observó que en un inicio parecía que la problemática sólo duraría un semestre, pero “se va a extender un poco más”, 2009 todavía va a ser un año “con restricciones de liquidez”. Pero para dar liquidez al mercado, la institución que representa cuenta con dos líneas de 2,000 mdp y en el resto del año otorgará alrededor de 10,000 mdp.

Ahora ve
No te pierdas