Aguas con Degrémont

El gobierno de Chihuahua ampliará dos contratos para que Degrémont siga operando dos plantas; los proyectos estarán encargados de tratar aguas residuales en Ciudad Juárez.
Vista de la Planta Norte, en Ciudad Juárez, en donde Degrém
Silvia Ortiz

Con operaciones en México desde hace 30 años, la francesa Degrémont —dedicada a la construcción y operación de plantas de tratamiento de aguas residuales— amplía su presencia. En Ciudad Juárez, Chihuahua, opera desde 2000 a través del esquema BOT dos plantas (Sur y Norte), indica Miguel Ángel Jurado Márquez, presidente de la Junta Central de Agua y Saneamiento de Chihuahua. Se les va extender “el periodo de contrato de prestación de servicios para ampliar las plantas”, indica Jurado, pero rechaza decir cuántos años más Degrémont tendrá las concesiones, que vencen en el 2012.

Los trabajos contemplan ampliar la capacidad de la Juárez Sur, para pasar de 1,000 litros por segundo a 2,000 litros por segundo, y modificar el nivel de tratamiento; se sustituirá el tratamiento primario avanzado por uno secundario para tener una mejor calidad de agua y poder reusarla en la industria y los campos agrícolas. El costo estimado es de 15.70 mdd, según la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (Cocef).

En la planta de tratamiento Juárez Norte, con una capacidad de 2,500 litros por segundo también se modificará el nivel de tratamiento para pasar de uno primario a uno secundario. Se prevé que los trabajos terminen a principios del 2011.
Degrémont quiere construir y operar otra planta de tratamiento de aguas residuales, que también se localizará en Ciudad Juárez, que tendrá una capacidad de 500 litros por segundo y un costo de 30 mdd.

“Es un negocio para el grupo. Tenemos entendido que hay negociaciones con el presidente —Miguel Ángel Jurado— de la Junta Central de Chihuahua”, comenta Fernando Lares Rodríguez, gerente de plantas de Degrémont. Raúl Luévano, director de Proyectos de Agua y Saneamiento de la Junta Municipal de Ciudad Juárez, revela que Degrémont es la compañía que más cumple con los requerimientos de la Junta Central; sin embargo, el costo de operación —1.95 pesos por metro cúbico de tratamiento— de dicha empresa es alto.

El cumplimiento de pago es de 70%; el resto, lo paga el municipio, ya que a la empresa se le tiene que pagar el 100% del tratamiento de agua. Para la construcción de esta planta Banobras, a través del Finfra, aportará 40% del costo total de la obra, recursos que serán a fondo perdido. El resto será financiamiento privado amortizado con créditos del BDAN y Banobras. “Se amortiza mediante un contrato de prestación de servicios (BOT) a 10 años”, explica Jurado Márquez, y refiere que la empresa ganadora de la licitación recuperará su inversión con el cobro de las tarifas.

Fernando Lares Rodríguez comenta que Degrémont está interesada en construir en Guadalajara la planta de tratamiento de agua más grande de América Latina. Otras interesadas son FYPASA, ICA, Aguas de Barcelona, Earth Tech y Grupo Carso.

Ahora ve
No te pierdas