Sistemas avanzados de construcción

Un sistema constructivo avanzado que brinda importantes ahorros en tiempos de entrega
José Luis García Rivero

La necesidad de nuevos materiales en función del costo y la eficiencia en las obras ha llevado al diseño de nuevos sistemas constructivos que minimicen consumo energético y tiempos de entrega sin sacrificar confort.

Una opción que brinda estas ventajas son los sistemas de cimbra aislante para muros de concreto (o Insulated Concrete Forms, ICF), de los cuales pueden observarse múlitples opciones en exposiciones tales como el World of Concrete que se realiza cada año en Las Vegas, Nevada.

Ya en Obras 392, junio de 2005, mencionamos algunos aspectos de estos sistemas, y ahora presentamos la oferta local de NOVIDESA, fusión de la empresa petroquímica canadiense NOVA Chemicals y la mexicana Grupo IDESA, del mismo sector, que ofrecen soluciones arquitectónicas y constructivas a base de paneles de EPS (poliestireno expandido).

Este sistema ha sido probado con gran éxito en Estados Unidos, Italia, Canadá y Chile. De hecho, en Estados Unidos 5% de las nuevas construcciones residenciales usan este sistema, que muestra un crecimiento de entre 25% y 30% anual.

Elementos constructivos
Los paneles EPS se usan en tres elementos arquitectónicos: muros estructurales, muros divisorios y sistemas de entrepisos.

Para los muros estructurales se utilizan los paneles de cimbra aislante para muros de concreto de 40 cm de altura y 120 cm de largo. Cada panel cuenta en el perímetro con un sistema de conexión machihembrado para poderse ensamblar entre sí y con otros paneles para formar las dos caras (o una, en su caso) del muro. Las dos paredes que se forman con los paneles sirven de cimbra permanente para el concreto que se cuela entre éstas. En esa misma cavidad se coloca el acero de refuerzo. Para alinear, soportar y resistir el empuje del concreto mientras se cuela y fragua, se colocan conectores plásticos espaciados a cada 20 cm para retener los paneles (cara y contracara). La densidad nominal de los paneles de EPS para este uso es 32 kg/m3.

Los paneles sirven de cimbra permanente para muros de concreto, con o sin carga, para muros divisorios, trabes y dinteles, muros de contención en cimentaciones, muros para sótanos y muros de retención.

La colocación de instalaciones hidráulicas y eléctricas es fácil y rápida, mediante el corte del poliestireno con una navaja o un soplete. El EPS es autoextinguible, ya que contiene una sustancia que al contacto con el fuego impide su propagación.

Para colocar objetos relativamente pesados sobre los muros construidos con este sistema —como cuadros y muebles—, cada módulo y panel cuenta con soportes metálicos o plásticos que permiten fijar objetos en las paredes, así como elementos de apoyo para ciertos acabados, como mallas metálicas.

En el mercado se comercializan con peraltes de 10, 15, 20, 25 y 30 cm; módulos esquineros derecho, izquierdo, interior y exterior, así como módulos especiales para cimentación y/o ampliación de espesor en muros.

Muros no estructurales
Para la construcción de muros no estructurales se ofrecen los paneles aislantes para muro divisorio, de 60 cm de ancho y 120 cm de largo. Cada módulo tiene en la parte interna dos canaletas de lámina de acero galvanizado cal. 22 separadas a una distancia de 30 cm cuya función es servir de soporte para la capa de acabado final sobre las caras expuestas del mismo panel o para colgar, una vez terminado completamente el muro, algún objeto decorativo. Antes de colocar el panel, se fijan en el piso y en plafón un par de canaletas, uno por cada extremo del panel, debidamente alineadas vertical y horizontalmente; posteriormente se instala el panel y se fija a las canaletas. Este panel tiene en su interior y a todo lo largo cavidades para alojar instalaciones.

Comercialmente están disponibles en espesores de 6, 8, 10 y 12 cm y la densidad nominal es de 20 kg/m3.

Los paneles aislantes para muro divisorio también pueden usarse para muretes, muros bajos, zoclos y pretiles, dinteles decorativos, mobiliario, barandales, así como cualquier tipo de elemento decorativo pequeño no sujeto a carga.

Entrepisos
Para construir entrepisos están los paneles aislantes para entrepiso, con peraltes de 15, 20, 25 y 29 cm, y 60 cm de ancho en su parte inferior, y una longitud de hasta 12 metros. En la parte inferior tienen en cada lado un machihembrado que sirve para ensamblarse o unirse con un panel contiguo. Cada módulo cuenta con dos canaletas de 13 cm de peralte de lámina de acero galvanizado cal. 22, separadas a una distancia de 30 cm entre sí; éstas sirven de soporte para recibir el peso del concreto de la capa de compresión y para recibir la capa del acabado en la cara interior.

       La forma particular de los módulos y la configuración al interconectarse crea entre cada elemento un espacio que da cabida a una serie de vigas integradas a la capa de compresión que forman una especie de trabe tipo “T”. 

     El armado de estas trabes es a base de varilla, cuya cantidad de acero está en función de las condiciones de carga viva y distancia entre los apoyos (claro) con las que trabajará el sistema. Cada panel tiene en su interior una serie de cavidades para alojar instalaciones.

Los paneles de entrepiso pueden usarse como cimbra permanente para losas de concreto para entrepisos, azoteas, voladizos y marquesinas, así como para sistemas de firme en zonas donde el terreno tenga muy baja capacidad portante. Los módulos de este sistema están diseñados para soportar cargas vivas desde 100 hasta 350 kg/m2, relacionados con claros desde dos hasta siete metros.

Además de sus propiedades de aislamiento término y acústico, alta protección contra la humedad, y eficiencia en el proceso constructivo con materiales no tóxicos, el uso de módulos de poliestireno expandido significa un ahorro significativo en mano de obra, alquiler de equipo y reduce la inversión en la adquisición de cimbra. También brinda la posibilidad de usar elementos a la medida de cada proyecto.

Ahora ve
No te pierdas