Adquirir empresas, ¿en época de crisis?

Cuando se compra a otra compañía se debe tomar en cuenta el capital humano que ésta incluye; en momentos de tensión y crisis, los activos intangibles pueden generar la diferencia.
Julio Hugo Gómez Castillo*
CIUDAD DE MÉXICO -

En época de crisis pareciera que las empresas se ven obligadas a disminuir gastos de operación para poder sobrevivir.  Una de las estrategias más solicitadas es el recorte de personal masivo, ¿pero realmente se está tomando en cuenta la capacidad de las personas?  ¿Hay alguna evaluación puntual que permita fehacientemente contar con elementos tangibles que hagan una balanza entre lo que significa el liquidar a una persona y el valor agregado que ella otorga a la empresa? Se ha hablado mucho, de manera teórica y práctica, sobre que el ser humano es el recurso más importante para cualquier empresa (Barber, 2004), no obstante, ¿qué es lo que está sucediendo en nuestros días con la crisis? ¿Quién está operando la empresa si existe un recorte de personal?

Las personas, por contar con el conocimiento, son los pilares de cualquier empresa.  Algunos de manera anónima, otros visiblemente destacan por su actividad, decisiones o resultados. Sin embargo, cuando una empresa adquiere a otra, los activos intangibles no son necesariamente medidos. Simplemente la adquisición se lleva a cabo, y si es el caso de fusiones, por ejemplo, la situación se agrava más, pues pareciera que existe un juego entre los "conquistadores y los conquistados".

Las empresas que adquieren a otra, deben poner énfasis en el talento humano. Cierto es que la primera intensión es pretender la rentabilidad y generación de utilidades. El problema debe incluso pensar el esquema no sólo a corto o mediano plazo, sino también a largo plazo, sin perder el conocimiento y la experiencia de ese capital intelectual que vive dentro de la organización. (M.C. Romo, comunicado personal, junio 2009). Esto aplica a todos los niveles, desde los niveles operativos hasta los de dirección.

Lamentablemente, cuando se despide a una persona clave se pierde el expertise y know how, que hace difícil conseguir su reemplazo o bien, formar al recurso humano que logre los resultados que se venían generando.

Las crisis son cíclicas, y pueden ser vistas como oportunidades en vez de amenazas.  Estará en la dirección el cuantificar los efectos y contar con la visión para aprovechar de la mejor manera posible los resultados que el trabajo en equipo y la sabia orientación a resultados, hagan que la empresa no sólo responda a las situaciones que se viven, sino que además, las aprovechen a su favor.

* El autor es aspirante al Doctorado en Administración de la Universidad Anáhuac México Sur. El artículo fue dirigido por Carlos Miguel Barber Kuri.

 

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Oficialismo se queda con más de 300 de los 335 municipios venezolanos en disputa
No te pierdas
×