Aciertos y errores en las entrevistas

Al acudir a una entrevista laboral infórmate sobre la empresa y sobre la vacante que te ofrecen; reflexiona antes sobre tus logros en tus experiencias laborales anteriores, dice Édgar Arreola.
empleado-entrevista-trabajo-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Édgar Arreola*
CIUDAD DE MÉXICO -

Ya hemos platicado sobre consejos para encontrar tu empleo ideal y cómo hacer un currículo efectivo. Ahora te exponemos 10 consejos prácticos sobre qué hacer y qué no hacer en una entrevista de trabajo para incrementar las probabilidades de ser contratado.           

1.      Infórmate sobre la empresa que te va a entrevistar y del sector al que pertenece: a qué se dedica, cuáles son sus principales competidores, cuál son los retos de la industria, fusiones o acuerdos recientes, leyes que la beneficien o afecten, entre otros.  Es mucho más probable que se interesen en ti si demuestras conocimiento e interés. Investiga también todo lo que puedas sobre las vacantes y cuál es su contribución a los logros de la compañía, piensa qué podrías ofrecer tú a esa vacante, que te hace diferente a los demás candidatos, es decir define tu oferta de valor profesional hacia la empresa.

2.      Sé puntual, si es posible llega 15 minutos antes para que estés relajado, mantén una postura adecuada, cuida tu tono de voz y sé natural. Evita actitudes defensivas, aunque te hagan preguntas difíciles sobre tu personalidad o por qué has cambiado tantas veces de trabajo. Acude siempre solo, no es profesional llegar acompañado de amigos y familiares. Recuerda que la comunicación no verbal dice mucho de ti, no mantengas una mirada agresiva, ni hables con los brazos cruzados, dirige tu mirada siempre al entrevistador.

3.      Escucha bien cada pregunta, recuerda que nadie calificará qué tan rápido eres para contestar, puedes tomarte unos segundos para pensar cuál será tu respuesta y estructurarla bien. Admite que no tienes todas las respuestas, puedes no saber qué contestar a alguna pregunta, lo importante es estar dispuesto a investigar y pedir ayuda.

4.      No hables mucho, evita intimidar al interlocutor. Permítele hablar, no le interrumpas. En resumen, evita tomar el control de la entrevista.

5.      Ten bien claros tus logros, es el momento para exponerlos. Usa ejemplos concretos de tu experiencia profesional para explicarlos.

6.      Prepara tus mensajes. Colócate en el lugar del entrevistador, haz una lista de preguntas que tú harías a un candidato para una vacante y piensa cuál sería la mejor respuesta para cada una. Pueden hacerte varios tipos de preguntas:

  • en qué puestos de trabajo te has desarrollado y cuál ha sido tu responsabilidad en cada uno de ellos
  • formación académica
  • orientadas a tu personalidad y plan de vida (qué entiendes por éxito, qué te motiva de tu trabajo, cómo te llevas con tu jefe)
  • dirigidas a tus competencias, habilidades y experiencia laboral (cómo resolviste cierto reto, cuál fue tu contribución a un proyecto específico)
  • aptitudes para la vacante (cuál sería tu aportación al puesto)

7.      Sé siempre positivo, no hables mal de las empresas en las que has trabajado anteriormente, ni de tus jefes, enfócate en los retos que enfrentaste, cómo resolviste los problemas y lo que aprendiste en ellas. Si te preguntan por qué quieres cambiar de trabajo habla sobre tu proyecto de vida profesional, no menciones como la principal razón para cambiar de trabajo el dinero. Si te despidieron por recorte de personal pide una carta de recomendación a tu exjefe en la que exponga tus habilidades y capacidades en el trabajo.

8.      Piensa en que la entrevista es el medio para que un empleado y un empleador puedan llegar a intercambiar servicios, ninguna de las partes hace un favor a la otra, no seas barbero, pero tampoco demasiado modesto. Llega a la entrevista pensando en que puedes lograrlo, que te mereces esa oportunidad y contesta seguro de ti mismo. No te muestres desesperado aún si no tienes empleo actualmente.

9.      Sé sincero, uno de los principales errores en la entrevista es hablar sobre éxitos laborales que no son tuyos, si fuiste un miembro del equipo, pero no el responsable, explica cuál fue tu contribución. Si te despidieron de un trabajo o has cambiado mucho de trabajo últimamente explica la situación clara pero brevemente. No quieres que te etiqueten como una personal conflictiva, recuerda que debes ser honesto pero debes hacer énfasis en tus cualidades.

10.  El entrevistador también quiere conocer quién eres fuera del trabajo, cuando te hagan preguntas personales deja que el entrevistador conozca los mejores aspectos de tu personalidad, pero mantenlo breve. Enfatiza características que las empresas siempre buscan: entusiasmo, energía, responsabilidad, honestidad, compromiso.

Una buena alternativa es que hagas un simulacro de diversas entrevistas para prepararte, y al momento de tenerlas logres desenvolverte con mayor confianza en ti mismo.

*El autor es director de Mercadotecnia y Publicidad de OCCMundial.com, bolsa de trabajo en México; bajo este cargo es responsable del desarrollo de planes de mercadotecnia, publicidad, medios, estrategias de comunicación, CRM e investigación para los sitios OCCMundial.com, OCCEjecutivo.com y otras unidades de negocio.

Es licenciado en Negocios Internacionales por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y estudió la maestría en Mercadotecnia,  con especialidad en publicidad en el Centro Avanzado de Comunicación.

Ahora ve
La Academia de la Música Latina nombra “Persona del Año” a Alejandro Sanz
No te pierdas
×