Liquidar tus créditos aún es posible

Ante el sobreendeudamiento es recomendable buscar una solución, advierte Marco Carrera Santa Cruz; el experto de la Condusef sugiere apoyarse en una reparadora de crédito que reestructure tu deuda.
TARJETA  (Foto: Jupiter Images)
Marco Carrera Santa Cruz*
CIUDAD DE MÉXICO -

En diferentes foros es común escuchar a gente que se queja de no poder manejar sus deudas. Entre estos casos, hay personas que efectivamente tienen problemas fuertes de sobreendeudamiento, generalmente como resultado de haber hecho un uso inadecuado del crédito; fuera de su presupuesto, principalmente vía tarjetas.

Existe otro tipo de gente con problemas en el manejo de sus deudas, pero casos que no tanto tienen su origen en un sobreendeudamiento sino en una falta de información o administración correcta que le permita mejorar la manera en que liquida sus deudas.

Mediante información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, se tiene que el IMOR (Índice de Morosidad = Cartera Vencida / Cartera Total) de la Banca Múltiple en México bajo de 3.86% en mayo  a 3.61% en agosto de 2009.

El IMOR  de Tarjetas de Crédito pasó de 12.61% a 10.58% en el mismo periodo, lo cual refleja avances; pero indudablemente hay camino por recorrer.

Para junio de 2009, el Buró de Crédito reporta que de 54.4 millones de registros de personas físicas, 6.6 millones (13%)  tienen problemas de incumplimiento; en el caso de personas morales, de 2.3 millones de registros, 250,000 (11%)  tienen problemas de pago.

Para las personas afectadas, en uno y otro caso lo peor es no hacer nada, y sólo quejarse. Ya que esto además del desgaste que ocasiona a la persona, también consume tiempo y con ello una mayor complicación al incrementarse los niveles de deuda.

Una primera recomendación, es que la persona  realice su presupuesto de manera real y objetiva. Cuántos ingresos tiene, cuántos egresos o gastos realiza, cuál es el diferencial o margen del que dispone para mejorar.

En este ejercicio, definir qué parte de los ingresos y gastos pueden mejorarse para tener un mayor margen o saldo a favor.

Todo esto sin duda será un primer gran paso. Para más información sobre elaboración de presupuesto se puede consultar la página http://www.condusef.gob.mx/

En caso de que la persona perciba que entre los ingresos y egresos dispone de un margen para mejorar el manejo de sus deudas, debe  buscar opciones como  transferir el saldo de una tarjeta a otra, o liquidar una deuda con otra, en mejores condiciones, en todo caso es aconsejable recabar información, comparar y decidir qué opción tomar para que la persona tenga mayor tranquilidad en el manejo de las deudas.

En caso de que la persona perciba que entre los ingresos y egresos no dispone de margen que le permita mejorar el manejo de sus deudas, puede acercarse a la institución acreedora o banco al que le debe y buscar opciones para reestructurar el crédito que no está siendo pagado o que se previene no podrá pagarse adecuadamente.

A manera de ejemplo, un problema ocurre cuando en el presupuesto de pagos de la persona, la capacidad de pago "alcanza" sólo para el pago de mínimos; en este caso se requiere buscar pronto una solución.

En este contexto, entre las opciones antes mencionadas existe otra alternativa para cuando el deudor no alcanza a liquidar sus deudas e implícitamente requiere "reparar su crédito", lo que incluye por supuesto que esa liquidación, pago o reestructura de la deuda además de quedar debidamente documentada, quede también debidamente registrada en el reporte de Crédito que cada persona usuaria de crédito tiene en las Sociedades de Información Crediticia (mejor conocidos como Buro de Crédito y Círculo de Crédito).

El propósito es que a futuro la persona tenga positivas referencias o registros de su experiencia de pago para solicitar nuevos y/o mejores créditos.

Entre la capacidad de pago que tiene una persona con problemas para liquidar y el nivel de tasas de interés de la entidad acreedora (banco), en varios casos existe margen para que una "Reparadora de Crédito" liquide la(s) deuda(s) ante el(los) acreedor(es).

Pueden darse varios esquemas en la figura de la "Reparadora de Crédito" el más común permite liquidar la deuda total con el acreedor (banco), al tiempo de documentar con la persona quien origino el adeudo, un nuevo calendario e importe de pagos idealmente a mayor plazo y con mejores garantías.

Opción en la que todos ganan: El acreedor original, al recibir el pago y disminuir riesgos de recuperación, menor generación de reservas; la persona deudora al obtener  mayor liquidez  y plazo; la "Reparadora" al  conservar una economía de escala que le permite administrar una cartera rentable con positivos niveles de recuperación.

El reto en este tema es que la "Reparadora de Crédito" efectivamente se convierta en eso, en una reparación o solución, en lugar de agravar el problema.

En México existen condiciones para un mayor volumen de operaciones de este tipo, de hecho existen empresas interesadas en ello, lo relevante es disponer de un marco legal como en el caso de Estados Unidos en donde existe la Credit Repair Organizations Act, que regula la operación de este tipo de entidades a manera de evitar que el usuario sea objeto de abusos al tratar de solucionar sus problemas o deudas.

*Director de Estudios de Mercado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

Ahora ve
Las tropas estadounidenses se mantendrán en Afganistán, anuncia Trump
No te pierdas
×