Actitud de las Pymes es clave en crisis

En tiempos difíciles lo mejor es cambiar de actitud y emprender, afirma Miguel Barber Kuri; de ahí que no sea nada extraño el nacimiento de pequeñas empresas, señala el académico.
Dinero  (Foto: Archivo)
Carlos Miguel Barber Kuri*

¿Por qué nace una MiPyme?  Una de las razones más demandadas por las que nacen las pymes es por una genuina necesidad económica. Nada extraño resulta ser que en época de crisis comiencen a brotar diversos intentos por constituir una micro empresa que pueda dar respuesta a las necesidades económicas de sus fundadores.

No por nada  el Lic. Patricio Slim cita en sus conferencias a la filosofía japonesa, la cual reconoce que las "crisis" son consideradas como verdaderas "oportunidades" para salir adelante, para mejorar, para intentar hacer lo que de otra manera no se hubiera hecho antes.

Esta es la actitud...   Por ello, para el Dr. Ranferi Molina existen dos temas que deberían ser los pilares para el impulso de las PYMES: el saber aprovechar las oportunidades y el tener actitud ante las circunstancias.   

Su idea la refuerza, además, inspirándose en el pensamiento del "salto" la cual cita que para llegar a estadios superiores de los que uno se encuentra,  se requiere dar de un salto, mismo que demandará mucha mayor energía de aquella que se requirió para dar el  brinco que lo posicionó a uno para estar en el estado actual.  Por ende, no sólo se trata de "estar en el lugar indicado y en el momento indicado", o bien, "de tener suerte". 

El Dr. Ranferi argumenta que esto es un antecedente básico pero en sí, el verdadero empresario debe buscar la oportunidad, estar a la cacería del mismo, aprovechar las épocas de crisis (como bien nos pone el ejemplo tantos y grandes empresarios, como bien pudiera citarse al propio Ing. Carlos Slim), y que por ende, el momento crítico en la vida de cualquier empresa comienza precisamente en el momento en el que genera y/o aprovecha ese salto, salto al cual se debe estar alerto para reconocerlo además de estar preparado para poder reaccionar a lo que el mercado demanda.

Sí, ¡esta es actitud...!

Ahora en un mundo globalizado que precisamente para el 2009 se ve inmerso en despidos masivos a nivel internacional, en donde el dinero escasea cada vez más, en donde resulta cada vez más difícil allegarse de las fuentes de financiamiento, en donde incluso la mecánica operativa de los negocios no está aún muy clara, es el momento exacto para voltear con actitud y emprender aquello que de otra manera no se hubiera hecho antes.

2010 y 2011 pudieran ser años en los que las condiciones para las PYMES posiblemente se mantenga similares en México, según la tendencia que hemos observado, pero no hay nada que no pueda cambiar con el tiempo y la dedicación, sumada a una muy buena estrategia.  Por ello existen grandes pensadores, como el propio Dr. Gabriel Molina León, quien opina que para el 2012 el escenario, por lo menos en México, se ve muy positivo.

¿Qué será si con actitud comenzamos desde hoy? ¿Podríamos contribuir así para cambiar nuestras circunstancias?  Pienso que finalmente no hay nada constante en este mundo,  sólo el cambio.

*El autor es vicerrector académico de la Universidad Anáhuac México Sur.

Ahora ve
Venezuela celebra elecciones regionales en medio de una grave crisis
No te pierdas
×