Ombudskids: por los derechos infantiles

Esta propuesta busca defender los derechos de niños y adolescentes, dice la senadora Irma Martínez; la legisladora de Nueva Alianza alerta por el aumento de los niños que viven en ambientes violentos.
Adolescentes  (Foto: Archivo)
Irma Martínez Manrí­quez *

El maltrato infantil es un problema en países desarrollados y subdesarrollados, pero es en estas últimas naciones es en donde alcanza sus mayores dimensiones. Es por ello que el abuso y maltrato infantil en México debe dejar de ser visto como algo "normal" o como un delito menor. En nuestro continente no se registran estadísticas ni estimaciones confiables sobre las diversas formas de violencia doméstica hacia niñas, niños y adolescentes, por lo que recientemente el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia UNICEF, recomendó a los países de América Latina y el Caribe unificar sus estadísticas sobre maltrato infantil, porque este fenómeno tiende a crecer, pero no es medido ni atendido en forma adecuada.

A pesar de las limitaciones en esta materia, algunas estadísticas mundiales revelan que más del 60% de los niños que sufren maltrato están en edad escolar, y que en un rango de entre 5 y 15 por ciento de los casos denunciados, provienen de profesores o docentes de los sistemas educativos.

Es por esta razón que un grupo de Senadores hemos presentado una iniciativa que busca reformas al artículo 343 Bis del Código Penal Federal, así como de otras disposiciones de la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, porque las vigentes son laxas ante las agresiones cometidas por padres o parientes consanguíneos en contra de los menores de edad.

Además de la modificación a dicho ordenamiento federal, también se propone modificar el artículo 48 de la Ley para la creación de la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y crear así la figura de la Defensoría de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, con presencia en toda la República Mexicana.

Entre los objetivos están la defensa, representación y protección de todos los menores de edad, así como el salvaguardar sus derechos establecidos en dicha Ley, Convenios y Tratados internacionales.

Una vez aprobada la modificación al artículo 48 arriba citado, la propuesta legislativa sugiere un plazo de 180 días para la creación de la Defensoría de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, así como de un Programa Nacional para Prevenir y Sancionar el Maltrato y la Violencia contra los Menores.

De igual forma, los cambios legislativos impulsados por los senadores María del Socorro García Quiróz y Gerardo Montenegro Ibarra del PRI, así como Lázaro Masón del PRD y quien esto escribe, contemplan un máximo de 180 días para que los gobiernos estatales puedan adecuar sus ordenamientos locales para la creación de las representaciones de la Defensoría de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, es decir, la creación del Ombudskids.

También hay que destacar que además de los importantes cambios al artículo 343 bis del Código Penal Federal, y el artículo 48 de la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, también se contemplan cambios en la redacción de los artículos 21, 50, 52, 54, 55, y 56 de la misma Ley.

No podemos permitir que se siga abusando de los menores de edad, porque esos patrones de agresión se repiten y se heredan, lo que a futuro afecta al desarrollo social, afecta la productividad y el crecimiento de México. 

Es por ello que esta iniciativa que busca proteger los derechos de los niños y adolescentes, ha sido suscrita por las senadoras del PAN, María Serrano Serrano, Martha Leticia Sosa Govea, Adriana González Carrillo, Emma Lucía Larios Gaxiola y María Teresa Ortuño Gurza, y por el senador Guillermo Enrique Marcos Tamborrel Suárez, también del PAN; así como por la senadora Ludivina Menchaca Castellanos  del PVEM.

UNA SOCIEDAD VIOLENTA

En México no se conoce con precisión la prevalencia del maltrato infantil, por lo que es necesario establecer estrategias de investigación adecuadas para detectarlo.

A pesar de las deficiencias informativas, la encuesta sobre Maltrato Infantil y Factores Asociados del 2006, reveló que de 21 millones de familias mexicanas, aproximadamente 7 millones viven en un ambiente de violencia. Las víctimas más comúnmente afectadas son hijas, hijos, 44.9%, y cónyuges, 38.9 %.

El mismo estudio detalla que las expresiones más frecuentes de maltrato emocional son los gritos y los enojos mayores. En el 86% de los hogares con presencia de agresiones de tipo emocional, se sufrieron gritos y en el 41%, enojos mayores. Las formas de maltrato que con más frecuencia se presentan en la violencia física, son los golpes con el puño, 42%; bofetadas, 40% y golpes con objetos 23%.

En el Distrito Federal y área metropolitana, uno de cada tres hogares sufre algún tipo de violencia intrafamiliar; existe una mayor presencia de actos de violencia en los hogares con jefatura masculina, 32.5% de estos hogares reportó algún tipo de violencia por 22% de los dirigidos por mujeres. Los miembros que con mayor frecuencia ejercen agresiones, son el jefe del hogar con 49.5% y la cónyuge con 44.1%, mientras que las víctimas más comúnmente afectadas son hijas, hijos con el 44.9% y cónyuges con 38.9% del total.

En el ámbito nacional, los principales maltratadores de menores son la madre y el padre, con una proporción de 69 casos de madres por cada 30 de padres. El segundo lugar en maltrato lo ocupan padrastros y madrastras, en una proporción de 2 a 7.

La mayor proporción de padres maltratadores tiene una escolaridad promedio de primaria y/o secundaria.  A mayor escolaridad, las cifras de maltrato tienden a disminuir. Poco más del 60 por ciento de mujeres que fueron maltratadas en su infancia se convierte a su vez en madres maltratadoras.

Como hemos visto, resulta urgente hacer las modificaciones a las leyes vigentes en nuestro país, porque nuestro futuro como nación está basado en las nuevas generaciones que deben crecer en un ambiente de respeto, cuidado y oportunidades de desarrollo físico y educativo.

El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia registró de 1995 al 2000, un promedio de 25 mil casos de maltrato a menores cada año. Esta cifra se incrementó de manera alarmante en 2008, en que se recibieron 59 mil 186 denuncias de maltrato infantil, de las cuales sólo poco más de la mitad (33 mil 994 casos) se pudieron comprobar y únicamente cuatro mil 656 (10%) se presentaron ante el Ministerio Público. Para 2009, la cantidad de denuncias por maltrato ascendieron a 68 mil 444, lo que es un serio indicador de un grave problema que va en aumento.

El problema del maltrato infantil ha llegado a tal nivel, que recientemente autoridades de los Centros de Integración Juvenil a nivel Nacional han declarado que México ocupa el segundo lugar de maltrato en Latinoamérica, sólo superado por Venezuela; y que los responsables de la mayor parte de muertes de infantes por maltrato son los padres y madres mexicanos.

Los niños criados en hogares donde los maltratan suelen mostrar desordenes postraumáticos y emocionales. Muchos experimentan sentimientos de baja autoestima y sufren depresión y ansiedad, lo que los induce a consumir alcohol y otras drogas en etapas cada vez más tempranas de la vida y se convierten en adictos al llegar a edad adulta.

El maltrato y abuso sexual que se da en la familia es especialmente peligroso porque deja huellas negativas profundas y para toda la vida, en razón de que la persona que maltrata o abusa es la que debería proteger, cuidar y amar al niño o niña. Por otro lado, genera un sentimiento de rabia e impotencia, pues por lo general el niño o niña que lo sufre es incapaz de escapar de la situación o de denunciarla.

LA VIOLENCIA EN CIFRAS

- La Organización Mundial de la Salud en su Informe Mundial sobre la Violencia y la Salud, refiere que en el año 2000 hubo alrededor de 57 mil defunciones atribuidas a homicidios en menores de 15 años de edad.

- Las estimaciones de los homicidios de menores a nivel mundial indican que los lactantes y las niñas y niños muy pequeños corren un riesgo mayor, con tasas en el grupo de 0 a 4 años de edad que equivalen a más del doble de las observadas en los de 5 a 14 años.

- El maltrato es una situación que bien puede presentarse en todas las clases sociales, aunque la incidencia parece ser mayor en niños que viven bajo condiciones socioeconómicas de pobreza.

- El riesgo de maltrato mortal de los menores varía según el nivel de ingreso del país y la región del mundo. En los menores de 5 años que viven en los países de ingreso alto, la tasa de homicidios es de 2.2 por 100 mil para los varones y de 1.8 por 100 mil para las niñas. En los países de ingreso mediano o bajo las tasas son de dos a tres veces más altas: 6,1 por 100 mil para los niños y 5,1 por 100 mil para las niñas.

- Las tasas más altas de homicidios de menores de 5 años de edad se encuentran en la Región de África: 17.9 por 100 mil para los varones y 12.7 por 100 mil para las niñas. Se presentan las tasas más bajas en los países de ingreso alto de las regiones de Europa, el Mediterráneo Oriental y el Pacífico Occidental.

- De acuerdo con UNICEF, el 70% de la violencia en contra de niñas y adolescentes tiene lugar en el entorno familiar. En América Latina y el Caribe en 1999, unos 6 millones de niños, niñas y adolescentes fueron objeto de agresiones severas; calculándose que 80 mil menores mueren cada año por la violencia intrafamiliar. El abuso sexual es más frecuente entre los 5 y 9 años.

- Los menores no sólo son víctimas de la violencia familiar, sino que además lo son del maltrato y la violencia social. La encuesta sobre Maltrato Infantil y Factores Asociados del 2006, estima que en la región hay más de 185 mil menores expuestos a distintas formas de violencia como el comercio sexual, el tráfico internacional de estupefacientes, la trata de personas, delincuencia juvenil, impacto de las guerras, conflictos armados y abuso sexual, entre otras.

 

*Nació en la ciudad de Mexicali, Baja California, realizó sus estudios de Licenciatura en Ciencias Sociales en Guadalajara, Jalisco, Licenciatura en educación en la Universidad Pedagógica Nacional de Tijuana y alcanzó el grado de  Maestría en Educación egresando de la Universidad Estatal de Estudios Pedagógicos de su estado natal. Actualmente ocupa la posición del Partido Nueva Alianza como Senadora en la LXI Legislatura.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
ONG piden se acuse a Javier Duarte por violencia en Veracruz durante su gobierno
No te pierdas
×