Gobierno, modernizarse o morir

Hay varios modelos para prestar mejores servicios a través de la tecnología, dice Elena Rodríguez; la experta de everis dice que la administración pública necesita verdaderos socios tecnológicos.
junta-reunion-oficina-empleados-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Elena Rodríguez*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Producto de la decisión en semanas pasadas de no gravar con un 3% el servicio de Internet, pero sí algunos servicios de telecomunicaciones, una serie de temas surgieron en torno a la importancia de la conectividad para el desarrollo económico y social del país y de la mejor forma de impulsar el desarrollo de la sociedad de la información en México. Buena parte de estos temas giraron en torno al impacto económico de esta decisión, pero poco se habló de mecanismos alternos para incrementar la penetración de Internet y otras acciones que permitan la consolidación de la sociedad de la información.

Es común que las discusiones se centren en el qué se necesita (conexión a internet, más computadoras, más jugadores que presten los servicios, tarifas de acceso, etcétera), pero poco se habla del cómo hacerlo para que esto sea posible. Una fórmula que está probando su efectividad en otras partes del mundo son las nuevas formas de colaboración entre el sector público y el sector privado, (Public Private Partnerships, PPP), basadas en la compartición de riesgos (y beneficios) y en relaciones contractuales de largo plazo.

El fundamento de esta fórmula es el hecho de que de las administraciones públicas requieren de verdaderos socios tecnológicos, con los que abordar el proceso de modernización tecnológica, de acuerdo con parámetros de eficiencia, innovación, flexibilidad y calidad de servicio público.

El desarrollo de la Sociedad de la Información obliga a imaginar nuevos modelos de cooperación entre la Administración y la Industria TC, debido al rápido ritmo de desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y su impacto en el proceso de cambio y transformación de las Administraciones Públicas.

Un modelo de colaboración público-privada se caracteriza por la compartición, entre el socio privado y la Administración, de los riesgos inherentes en un proyecto de prestación de servicios públicos, a menudo en horizontes de medio-largo plazo y para iniciativas que requieren altas inversiones.

Se produce la separación de la soberanía y control de la política pública, (que sigue residiendo en manos del Sector Público), y su modelo de gestión, que pasa a manos del sector privado, lo cual permite aplicar unos principios de agilidad en la toma de decisiones, calidad de prestación de servicios, eficiencia, innovación y una mayor tasa de renovación de infraestructuras. 

El papel del sector público en la prestación de servicios a ciudadanos y empresas está evolucionando. La responsabilidad directa que tradicionalmente han ejercido los gobiernos en la provisión de bienes y servicios, está experimentando un desplazamiento hacia su responsabilidad como garante y regulador.

Gobiernos de diversos países y regiones líderes en el mundo, han abordado este proceso de modernización y transformación de su modelo de prestación de servicios a través de innovadoras fórmulas de colaboración público-privada.

A continuación se exponen algunas de ellas:

Modelos basados en publicidad y patrocinios por parte del socio privado: La Administración puede recaudar ingresos por publicidad de empresas privadas en un portal de servicios públicos. Por ejemplo, en el caso de poder solicitar el cambio de domicilio a través de Internet, empresas privadas podrían estar interesadas en publicitar servicios directamente relacionados con el cambio de domicilio (p.e. mudanzas, abastecimiento de agua, electricidad, gas, envío de tarjetas anunciando el cambio a familiares y amigos,...).

Modelos de financiación de "pago por uso": Existen varias alternativas de cobro por uso para los usuarios de servicios telemáticos; desde tarifas por suscripción, hasta tarifa por transacción o diferentes posibilidades de tarificación por servicios de conveniencia (no obligatorios). Un posible ejemplo podría aplicarse a la prestación de servicios basados en información pública a ciudadanos y empresas. La reutilización de información generada por el sector público tiene un importante valor económico y social, y es susceptible de ser explotada con fines comerciales por parte del sector privado.

Modelo basado en compartición de ahorro de costos: Si las motivaciones principales de la Administración para acometer una iniciativa se basan en el ahorro de costos, ésta puede compartir parte de los mismos al socios privados, una vez se hayan alcanzado los objetivos inicialmente planteados. De esta manera, el socio privado tiene un fuerte incentivo para construir y explotar el servicio de la manera más eficiente posible, ya que ello redundará en ingresos que rentabilicen la operación. Los ahorros de costos se pueden generar a través de reducciones de personal o edificios, reducción de tiempos de transacción, reducción de papel y reducción de costos de mantenimiento de sistemas.

Modelo basado en compartición de ingresos: Gracias a los mayores niveles de eficiencia e innovación que caracteriza al sector privado, se pueden desarrollar mecanismos para mejorar los procesos de cobro de ciertas Administraciones Públicas, tales como recaudación de multas, cobro de morosos, otras deudas contraídas con la administración, etcétera.

En este caso el socio privado asume el riesgo, pero también la recompensa de una gestión eficaz. Parte del superávit de ingresos capturados es utilizado como pago al socio privado. Además, este modelo aporta valor derivado de economías de escala, ya que el socio privado puede gestionar el cobro de ingresos de varias organizaciones públicas.

Modelo de prestación integral del servicio: Quizás sea uno de los ejemplos más clásicos en la utilización de fórmulas de colaboración entre el sector público y proveedores TIC, en contratos de elevados presupuestos y en horizontes temporales a largo plazo.

La colaboración puede adquirir forma contractual de empresa mixta (Joint Venture) con personalidad jurídica propia, o simplemente la externalización de ciertos servicios por parte de la organización pública. En este caso, la gestión, explotación, mantenimiento y renovación de los sistemas de información de una organización pública es asumido por un proveedor especializado, que cobra en base a un acuerdo marco en el que se establecen cláusulas contractuales que regulan los niveles de servicio.  

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Existen diferentes formas de cooperación, desde la clásica externalización de los sistemas e infraestructuras (tecnología), pasando por la externalización de procesos de negocio, hasta incluso procesos integrales de privatización de entidades públicas.

*La autora es responsable de la práctica del Sector Público y responsable de la Línea de Servicio de Sociedad de la Información en everis México. Cuenta con más de 12 años de experiencia en el ámbito de consultoría tecnológica de los cuales 8 han sido enfocados al sector público.

Ahora ve
El sismo desde el lago de Xochimilco
No te pierdas
×