Las mascotas ‘trabajan’ para ti

Los animales domésticos contribuyen a disminuir los niveles de estrés laboral, dice Violeta Farfán; además logran que los empleados tengan una vida más plena y mayor confianza en sí mismos.
perro-dueña-trabajo-soledad  (Foto: Jupiter Images)
Violeta Farfán Márquez*
CIUDAD DE MÉXICO -

Cada vez más personas eligen  vivir solas, sin embargo, existe una diferencia entre las "personas solas" y las que "viven solas", y son precisamente los vínculos afectivos los que hacen la diferencia.

Evidentemente, las historias personales determinan una u otra situación, el ciclo de vida, así como la dinámica familiar y las trayectorias escolares y laborales, van tejiendo las redes familiares y sociales con las cuales contará el individuo. Las crisis existenciales y de relaciones que vemos a nuestro alrededor, suelen ser producto de emociones básicas que dominan a las personas a veces sin motivos aparentes, como son la rabia, el miedo, la tristeza que impiden una adaptación a la vida social.

La soledad, salvo excepciones, es una experiencia que puede generar angustia, depresión, y bajo sentido de la felicidad y el placer. En esta se presenta una sensación de que algo falta, se añora la compañía de otras personas.

En este sentido, las mascotas resultan ser una buena opción de compañía, el impacto sicológico que ofrecen a los empleados que viven solos es muy importante, ofrecen afecto, solidaridad, consuelo, alivio, agradecimiento amor, apego, etcétera., son  seres con  los cuales se comparte el hogar y con los que se tiene o tendrá una relación estrecha, comunicativa, cotidiana, simbiótica e íntima que le podrá proporcionar un contacto con el "darse cuenta", el conocimiento de sí mismo para poder establecer mejores relaciones, más armonía y paz en su vida cotidiana íntima y familiar, ya que la mascota forma parte de su familia.

Los beneficios más impactantes de la compañía animal se obtienen en empleados que manifiestan falta de relaciones humanas cercanas, les sirven como confidentes y amigos, incluso a algunas personas les dan una razón para vivir, hacen que la atmósfera sea más hogareña y pueden tener un maravilloso efecto de subir la moral.

La existencia de una mascota dentro del hogar, hace que su propietario olvide sus problemas laborales aunque sea por unos momentos, aminore la ansiedad y ciertos trastornos derivados del estrés cotidiano, puede evitar caer en la depresión de la soledad al sentirse útiles y queridos incondicionalmente por alguien.

Se ha observado que cuando la gente acaricia a un animal, especialmente uno con el que siente apego, le resulta muy reconfortante,  le proporciona sentimientos de seguridad y ayuda a las personas a que se sientan menos solas, ya que es muy frecuente que las personas hablen con sus mascotas y compartan con ellos sus pensamientos, sentimientos y hasta entretenimiento ya que en ocasiones hacen sonreír y carcajear, dan amor simple e incondicional y están siempre con su dueño, siempre están en la mejor disposición de ayudar, aún cuando están jugando, en general las mascotas hacen felices a sus dueños.

Los animales en general y más aún los de tipo doméstico, logran una revalorización del sujeto y colaboran a su desarrollo integral. Al asumir la responsabilidad de tener una mascota, desaparece en ellos cierto sentido de soledad y logran la construcción de seres más confiados, son en definitiva una buena compañía que aleja los períodos de depresión leve.

Los beneficios de tener una mascota para los empleados que viven solos son muchos y se pueden resumir en los siguientes:

  • Disminuyen el sentimiento de soledad: las mascotas estimulan el contacto físico y la comunicación; casi todos los dueños le hablan a su mascota; se desarrolla la sensación de no ser juzgado.
  • Incrementan la autoestima: los cuidados que demandan las mascotas hacen que la persona se sienta útil. Son una fuente de motivación para su dueño.
  • Liberan el estrés: estudios realizados en personas que poseen mascotas y otras que no tienen, revelan que el primer grupo tiene estados de ánimo más altos y periodos menores de depresión.
  • Mejoran el humor: ellos son una fuente de alegría y diversión para toda la familia, y con su compañía nos enseñan a disfrutar de las cosas sencillas.
  • Ayudan a estar en forma: los perros necesitan caminar y hacer ejercicio diariamente. Compartir ese espacio con la mascota hace que tanto ella como su dueño se mantengan saludables.

La convivencia con las mascotas contribuye a que se valore más la amistad incondicional y el amor. Además, una mascota desarrolla  la sensación de ser siempre aceptado y querido.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Así que las mascotas merecen una vida lo más agradable posible, pues ellas contribuyen a que la vida de su dueño sea mucho mejor. Un trato afectuoso, una alimentación balanceada y los cuidados necesarios, deben ser la manifestación de agradecimiento.

*La autora es psicoterapeúta y cuenta con la Maestría de Psicoterapia Individual por el Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×