Cuando un compañero pierde a un familiar

Sobrellevar la pérdida será más sencillo con el apoyo de sus colegas y empresa, dice Jael Alatriste; sus capacidades pueden verse afectadas, y quizá requiera ayuda profesional, o incluso vacaciones.
muerte trabajo consuelo apoyo  (Foto: Jupiter Images)
Jael Alatriste*
CIUDAD DE MÉXICO -

Hablar de la muerte no es cosa fácil. Un mecanismo de defensa que se usa frecuentemente es la negación y éste permite que las personas puedan continuar con su vida mientras llegan a un juicio real de que la persona  fallecida ya no está, más que en su alma y en sus recuerdos. Y mientras más cercana y querida es la persona que se fue, más es el dolor de su ausencia.

Sin embargo, la vida tiene que continuar con todo y nuestro dolor. Y esto se presenta en todos los ámbitos y, en especial, en el laboral. ¿Cómo se tiene que presentar al trabajo la persona que ha perdido un ser querido? Y...¿cómo hay que recibir y tratar a esa persona que reanuda sus labores?

No se puede soslayar el que uno no sabe que un familiar de nuestro jefe, nuestros compañeros o de los subordinados ha dejado de existir. Se considera que de una manera discreta pero sincera se le ofrezca al trabajador en duelo, una franca y cálida bienvenida porque regresó a trabajar, ya que esta muestra de solidaridad le ayudará a sobrellevar la pérdida y redoblar su esfuerzo para sacar el trabajo de manera eficiente y rápida.

Si el trabajador comete errores y éstos son trascendentales, es posible que se le ofrezca un tiempo de vacaciones para que pueda reacomodarse espiritualmente y regresar más tranquilo y claro de su mente, ya que ante la pérdida de un ser querido las funciones mentales y las habilidades o aptitudes pueden decrecer momentáneamente, aunque es de esperar que éstas se restituyan al cabo de un periodo más o menos de quince días y hasta un mes.

Cabe señalar que el trabajo es una vía constructiva para que el trabajador no esté pensando constantemente en la pérdida de ese ser querido y el estar ocupado le permite canalizar su energía y salir más rápido de proceso depresivo.

También es recomendable que si la empresa cuenta con un servicio médico y seguro de gastos mayores, se le ofrezca una ayuda psicológica para que el tránsito de la pérdida sea más llevadero y encuentre la tranquilidad que necesita.

Si no fuera así, es recomendable que busque una ayuda por fuera y aunque invierta en un tratamiento, es importante señalar que es un gasto que le ofrecerá una mayor seguridad y aumento de sus funciones vitales.

Hay veces que un pérdida puede ser una oportunidad para que esa persona en duelo pueda lograr algo más allá de superar la muerte de ese ser querido, ya que logrará reconciliarse y despedirse de una manera más sana y objetiva de ese ser, aunado a un enriquecimiento del juicio de la realidad en alguna área de su personalidad que estaba en relación a esa persona recién fallecida.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es sabido que el perdón, las lágrimas y la reconciliación ayudan a sanar el espíritu y, al contrario, los asuntos del corazón no resueltos con aquella persona fallecida dejan huellas que si no se trabajan, psicológicamente, no se borrarán.

*La autora es doctora en Investigación en Psicología. Presidenta Electa del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social, A.C. Es miembro del Consejo Académico y del Consejo de Licenciatura, así como miembro en la Comisión Científica y Editorial de dicho Instituto. Es autora y coautora de investigaciones clínicas y tiene como línea de investigación la literatura  y psicoanálisis.

Ahora ve
Volaris, Interjet, Aeroméxico, VivaAerobus y JetBlue, multadas por Profeco
No te pierdas
ç
×