Lo que Grecia puede aprender de México

El país europeo está en crisis debido a sus excesos en su manejo presupuestal, explica Juan Musi; la economía nacional ha hecho lo contrario: gasta sólo lo que tiene, y eso la mantiene a flote.
Grecia  (Foto: AP)
Juan Musi Amione*
CIUDAD DE MÉXICO -

Estimado Lector: Estoy seguro que está usted al tanto de la difícil situación de Grecia y Europa, también del complicado entorno en el bloque de países conocidos, o despectivamente nombrados, PIIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España (la S es por Spain en inglés).

Estos países viven una situación preocupante porque tienen deudas, en promedio, hasta del 100% de su PIB, o bien 15% de déficits fiscales anuales. Únicamente para su información, México está al 30% y al 1.8% respectivamente; no sólo sustancialmente mejor, sino que son números muy halagadores frente a cualquier país del mundo. Pero volviendo a Grecia, por qué está tan mal: Primero, porque debe demasiado, segundo porque no genera mucho -Grecia emplea en su sector público, a más del 40% de su población- y tercero, no pueden devaluar ya que pertenecen a la Comunidad Europea y su moneda es el euro.

El reto, en el presente, no es exclusivamente para los griegos sino para el modelo de unidad completo; de ahí el interés tan grande de Alemania, por ayudar a salvar al euro y a la Unión Europea completa.

Recapitulemos, los griegos hicieron todo mal: se sobre endeudaron, falsearon información de sus finanzas públicas para endeudarse más, crecían y aumentaban los salarios como si nada pasara, con un sistema de pensiones que permite jubilarse a los 57 años.

Hoy, para que les presten, necesitan comprometerse, entre otras cosas, a bajar sus sueldos, aumentar la edad de retiro hasta 60 años e incrementar el  IVA, el cual está en 21% y lo pretenden subir a 23%; de ahí la ola de protestas y violencia.

Es importante que esto pare, buscando darle solución lo más pronto posible para que no  contagie o  se propague "La Tragedia Griega", que así la han bautizado. Recordemos que la situación de países vecinos, que ya mencioné es muy delicada;  además, son economías mucho más representativas.

México ante todo esto luce bien y sólido, aunque no es inmune a este efecto de volatilidad y pánico; por eso el tipo de cambio rebasó los 13 pesos, la Bolsa se ha ajustado considerablemente y las tasas se han presionado.

Lo anterior es normal y pensamos que será pasajero, el tipo de cambio regresará a niveles por debajo de 12.50 pesos por dólar, las reservas internacionales pronto superarán los 100 mil millones de dólares y nuestro déficit fiscal seguirá siendo muy bajo; no pondrá en riesgo nuestras finanzas.

Lo más importante para México es que nuestro principal aliado y socio comercial se está recuperando, está creciendo, está empezando a generar empleos, mejora su manufactura, el consumo y la confianza; todo esto nos impulsará a crecer cerca de 5% en el 2010.

Además, recibiremos dinero extra por mayores ventas de petróleo, así como más remesas de nuestros paisanos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

México luce bien y estará mejor pronto, cuando la calma regrese; insisto, si no se permean o contagian más países; y será, por méritos propios. Hay que decirlo, llevamos 12 años haciendo algo muy bien: No gastamos más de lo que ingresamos, esa es la diferencia fundamental y más importante, comparada con Grecia. Nuestra disciplina fiscal, aún y con lo baja que es la recaudación, es impresionante. En el presente, momento en que la mayoría del mundo está y sigue de cabeza, México es una buena opción de inversión.

*El autor estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Iberoamericana y posee una Maestría en Finanzas por la Universidad Anáhuac. Actualmente es Director General de Somoza Finamex, firma especializada en inversiones. Es miembro del IMEF desde el año 2007, organismo profesional en el cual preside el Comité Técnico Nacional de Intermediación Financiera y Bursátil.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×