La banca debe ‘capitalizar’ sus avances

La crisis ha sido el rasante para ver cuales instituciones tiene bases sólidas, dice Ricardo Delfín; ahora, tras sobrevivir, el sector debe ver hacia la modernización pensando en el cliente.
credito tarjeta banca  (Foto: Jupiter Images)
Ricardo Delfín*
CIUDAD DE MÉXICO -

Estamos a más de dos años del inicio de la crisis financiera mundial que afectó a los mercados internacionales. México no fue ajeno a esta crisis y esto se ha visto reflejado en algunas sus instituciones financieras. Los dos últimos años han sido particularmente retadores para las instituciones financieras.

Conocimos los escándalos provocados por algunas empresas debido al mal uso de derivados, así como las afectaciones en algunos bancos por el tema de sobreendeudamiento de personas físicas en sus tarjetas de crédito. Algunos bancos han visto su cartera de consumo y de tarjeta de crédito seriamente deteriorada. Sin embargo, conforme avanza el año, encontramos que los bancos en México parecieran haber sobrevivido a la crisis y es tiempo de pensar cuáles son los siguientes pasos. Para esto primero hay que analizar cómo se encuentra el sistema financiero actualmente.

La banca mexicana mantiene niveles récord de capitalización. De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al 31 de diciembre de 2009 las seis principales instituciones bancarias en México mantenían índices de capitalización de entre el 12.01% y 18.95%. Es decir, en algunos casos duplica los índices de capitalización mínimos establecidos por los estándares internacionales.

Esto muestra no sólo cierto compromiso e interés de las instituciones financieras en los mercados mexicanos, sino una solidez del sistema financiero. Asimismo, algunos datos de la banca en México muestran índices de cobertura contra cartera vencida promedio de 163%. Esto es que las reservas preventivas para cuentas incobrables no sólo cubren el 100% de la cartera morosa, sino que tienen espacio aun para cartera vigente que eventualmente pudiese convertirse en morosa.

Áreas de oportunidad del sistema financiero mexicano

En general, los índices financieros de las principales instituciones bancarias en México muestran signos de solidez. Sobre todo, parecen estar fortalecidas para poder continuar la expansión de la actividad bancaria en México. Parece también que la banca en México puede continuar siendo parte de la solución del ambiente económico actual. Sin embargo, el sistema financiero en nuestro país todavía presenta algunas áreas de oportunidad, entre las que se encuentran:

Mejorar la penetración. No hay duda de que en las últimas décadas los servicios bancarios se han incrementado considerablemente, sobre todo en zonas y estados que anteriormente no estaban atendidos. Sin embargo, todavía existe mucho por hacer en este sector. La figura de corresponsal bancario puede ayudar a lograr una mayor penetración en zonas que ha sido difícil la prestación del servicio, con estructuras de costo menores que permitan lograr una rentabilidad para los participantes del mercado.

Capitalizar las lecciones aprendidas. Uno de los desaciertos de la banca en los años recientes fueron los modelos de originación de créditos al consumo, principalmente a través de tarjetas de crédito. El otorgamiento de tarjetas de crédito y límites de crédito sin políticas fuertes, aunado a la baja educación crediticia de los clientes, generaron afectaciones importantes en la cartera de consumo. Sin embargo, nos encontramos en estos momentos con un mercado más sofisticado de usuarios y sobre todo con una mejor conciencia de los riesgos y beneficios que conlleva el uso de una tarjeta de crédito.

Creación de competencia de mercados secundarios. Actualmente hay diversas instituciones financieras con amplia competencia en la oferta de sus productos en el mercado primario. Sin embargo el mercado secundario o de reestructuras para créditos que le permita al usuario acceder a tasas de mercado sobre créditos vigentes y contratado con anterioridad es muy limitado.

Un ejemplo claro son los créditos hipotecarios que actualmente tienen tasas de interés cercanas al 12%. A un cliente que contrató créditos en años anteriores con tasas del 17% le es muy difícil o imposible localizar un producto de consolidación que le permita reestructurar y acceder a tasas de mercado actuales sin que esto represente un costo casi imposible de pagar.

En los casos de créditos al consumo, se comienzan a ver algunos productos de consolidación de deuda, pero aún muy limitados. Creo que esta es un área en donde los bancos pueden y deben enfocase para atraer créditos con buen historial crediticio que a ellos les permita un rendimiento adecuado, que por otro lado el usuario se vea beneficiado con acceso a tasas de mercados y finalmente que se incremente la sana competencia entre los jugadores en el mercado.

La captación podrá hacer la diferencia. La "bancarización" a través de la apertura de cuentas de ahorro, cheques, etc. será un mercado en el que las instituciones financieras se enfocarán durante el 2010. Sin embargo, pareciera que la principal diferencia de estos productos radica en el número de sucursales, red de cajeros automáticos o atención personalizada. Los usuarios siguen esperando un diferenciador que se vea reflejado en su bolsillo, dado que en general los instrumentos de captación manejan esquemas similares de cobro de comisiones.

Cartera comercial. Sin lugar a dudas será el principal detonador para realmente contribuir aún más a la recuperación económica. Conforme la actividad industrial y comercial vaya mejorando en el país, se incrementará la necesidad de capital para poder hacer frente a los planes de expansión de las empresas. Los bancos podrán jugar un papel clave en el apoyo de este proceso. Sin embargo, se deberá mantener un nivel adecuado entre apoyos a las empresas en el tiempo adecuado y no relajar las políticas de originación.

Cartera hipotecaria. Poco se ha hablado del estado de la cartera hipotecaria, sin embargo todos supimos de los despidos masivos que muchas empresas realizaron en los dos últimos años en México. Aun cuando esto pareciera tener un efecto directo en la cartera hipotecaria, todavía no se han visto todos, debido principalmente a que existen seguros de desempleo por tiempos limitados, y a que la cultura del mexicano incluye el poner todo su esfuerzo para no perder su casa. Sin embargo, ésta es un área que los bancos deberán de poner atención durante el 2010 dado que el incremento de inventarios de bienes reposeídos puede evitarse con un programa de apoyos adecuado y en tiempo.

Si bien es cierto que los estimados de crecimiento para el 2010 en México no indican que regresaremos a las condiciones en las que estábamos con anterioridad a la crisis, sí muestran el inicio de un largo y complejo camino para la recuperación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El crecimiento estará dado por una serie de factores en los que todos jugaremos un papel primordial, pero seguramente las instituciones financieras jugarán un factor clave para lograr los niveles de recuperación.

*El autor es Socio de Auditoría de Servicios Financieros de KPMG en México.

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×