Las 3 ‘señales’ del apocalipsis sexual

Una “mala tarde” puede ser causada por el estrés, pero puede ser más grave, dice Roberto Marmolejo; la eyaculación precoz, la hipoactividad sexual y los problemas de erección afectan una relación.
vida sexual dormida poca problema  (Foto: Jupiter Images)
Roberto Marmolejo Guarneros*
CIUDAD DE MÉXICO -

"Una mala tarde la tiene cualquiera", me dice Eduardo, un colega especializado en salud cuando le pregunto si cree que todos los hombres hemos tenido problemas de erección o de eyaculación alguna vez en la vida. Y bueno sí, una mala tarde la tenemos todos por estrés, cansancio, enfermedad o el abuso de algunas sustancias como el alcohol.

Lo que tendría que preocuparnos es que esto sucediera de manera recurrente, persistente y nos causara malestar. A ese fenómeno los sexólogos, terapeutas y médicos sexuales llaman disfunciones de la vida erótica. No son enfermedades, sino síndromes, conjunto de síntomas que se presentan con independencia de su causa.

A los hombres nos afectan tres principalmente: la disfunción eréctil -o incapacidad de sostener la erección-; la eyaculación precoz y el deseo sexual hipoactivo -o desaparición de las "ganas" que nos impulsan a tener relaciones sexuales. El Dr. David Barrios, uno de los grandes expertos mexicanos en el tema, me cuenta que las causas de las disfunciones son variadas: "Orgánicas, psicológicas, socioculturales y mixtas, según tengan, respectivamente, un origen físico, emocional, por influencia del aprendizaje y el entorno social o bien, cuando son el resultado de una combinación de etiologías".

Por ejemplo, la disfunción eréctil puede tener dos causas: la ansiedad por quedar bien, por parecer el gran amante y satisfacer todas las expectativas o puede ser una señal de que algo en el funcionamiento del organismo no anda bien. Que detrás de no "levantar cabeza" estaría la diabetes o la hipertensión, que dañan los finos vasos sanguíneos del pene y no lo surten de sangre para lograr la erección.

Otra disfunción: el deseo sexual hipoactivo. ¿Está causado por  alguna enfermedad? David me contesta que no: "En la mayor parte de los casos no es atribuible a factores biológicos, como ocurre en el déficit de testosterona, el incremento de prolactina o el uso de tranquilizantes o antidepresivos; sino al tedio del erotismo que frecuentemente se desarrolla en el matrimonio o en cualquier otro tipo de unión". Es decir, al aburrimiento y desgano simples y llanos en una vida sexual sin lugar para la creatividad y entusiasmo o incluso el humor. En Twitter, @juanluisrpons, editor adjunto de la revista Life&Style, convocó a una encuesta: "Para mí el sexo debería ser..." Yo contesté "Siempre, siempre divertido". Y muchos tuiteros pensaron que sí, que esa debe ser su principal característica.

Ahora, la pregunta es: ¿no que los mexicanos somos los grandes, seductores y eficaces amantes?

La respuesta es: "Dime de qué presumes y te diré de qué careces".

Buen sexo, más y mejor vida

Hasta hace poco a nadie, a ningún médico u organización corporativa, le importaba si la pasabas bien o no en la cama. "Tuvimos que hacer mucha investigación que arrojara resultados muy claros de que una mala vida erótica, rebajaba la calidad de vida e incluso la productividad de los hombres", me comenta el Dr. Eusebio Rubio, fundador de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, A. C. (AMSSAC) y expresidente de la Asociación Mundial para la Salud Sexual.

David Barrios recuerda un estudio ya clásico "efectuado en el sur de Gales -de Davey, Frankel y Yamell: Sex and death: are they related?-, en el que se siguió durante 10 años a 918 varones para conocer la relación entre actividad sexual y mortalidad. Los resultados fueron impresionantes: cuantos más orgasmos, menos mortalidad. El grupo que tuvo más de 100 orgasmos por año, desarrolló 50% menor mortalidad cardiovascular que el grupo que tuvo menor número de orgasmos".

"Los hombres con disfunciones sexuales tienden al aislamiento. En un mundo hiperconectado y global, nadie puede tener un trabajo viable si se mantiene al margen del grupo por la razón que sea", apunta el Dr. Rubio para explicar cómo las disfunciones de la vida erótica afectan la vida personal y laboral del paciente.

"La ausencia o las dificultades para la erección -siguiendo con la disfunción que afecta al 50% de los hombres mayores de 40 años según estudios internacionales- suelen afectar sensiblemente el autoconcepto de masculinidad e incidir de manera importante en el estado anímico y en la autoestima de quien las padece; igualmente, inciden negativamente en la dinámica de relación de pareja", explica el Dr. Barrios.

Y en esas condiciones, ¿quién es el fuerte que trabaja y es productivo? Nadie o lo haces en condiciones muy malas: mal humor, poca tolerancia a la frustración, ira incontrolable (ah cómo entiendo ahora qué sucedía con mi exjefe...)

El remedio y el trapito

Para las tres principales disfunciones de la vida erótica de los hombres, hay remedio. Desde hace más de 10 años Viagra vino a salvar la vida sexual de los hombres que habían perdido la erección no por falta de ganas, sino por enfermedad o alteraciones del funcionamiento erótico que no se solucionaban con psicoterapia.

Para la eyaculación precoz nada ha superado a la terapia de resensibilización. Ahora, para los casos más rebeldes, "un 10% de los pacientes con EP", dice el Dr. Rubio, hay una opción farmacológica: Priligy, la apuesta de los laboratorios Janssen-Cilag.

Para el deseo sexual hipoactivo, "la psicoterapia sexual para trabajar los obstáculos para el deseo es la mejor opción", explica David Barrios. Aunque me cuentan fuentes de la industria farmacéutica, que flibanserina, un frustrado antidepresivo de Boehringer Ingelheim, demostró elevar el nivel de deseo de mujeres con el mismo padecimiento. Y que ahora se correrán estudios en varones. Si se obtienen resultados positivos, cambiará la forma de abordar esta disfunción.

Ya lo dije una vez, nadie se muere de una deficiente vida erótica, pero tampoco nadie vive pleno sin ella. Y no gozar del placer del sexo en nuestras existencias, puede repercutir incluso en nuestra vida laboral, social o familiar.

Los libros de David Barrios para hombres del siglo XXI

Resignificar lo masculino. Vila Editores. México, 2003.

La molécula que revoluciona la sexualidad. Editorial Alfil. México, 2007.

En las alas del placer. Editorial Pax México. México, 2005.

Todo sobre eyaculación precoz

Eyaculación precoz. Un problema con solución. León Roberto Gindin y Mario Huguet. Ed. Paidós. Argentina, 2002.

Internet al rescate

Caleidoscopia

http://www.caleidoscopia.com

Un espacio de cultura, terapia y salud sexual dirigido por el Dr. Barrios y con uno de los mejores equipos de psicoterapeutas y médicos sexuales.

AMSSAC

http://www.amssac.org

Web de la Asociación de la Sociedad Mexicana para la Salud Sexual, A.C.

Más sobre eyaculación precoz

http://www.eyaculacionprecozayuda.com

Un web site con información útil y exhaustiva.

Sobre Viagra

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

http://www.todosobreviagra.com

La página si quieres saber sobre la famosa pastilla azul de manera seria, médica y con rigor.

Ahora ve
Así fue el naufragio de una embarcación en la represa de Guatapé, en Colombia
No te pierdas
ç
×